En los tres primeros meses del año, Sacyr ha logrado aumentar tanto la cifra de negocios, como el EBITDA y el beneficio neto de los negocios. ¿Cuál ha sido la clave para alcanzar estas cifras?

Los resultados de Sacyr demuestran la fortaleza de nuestro modelo de negocio, centrado en desarrollar proyectos concesionales de infraestructuras “greenfield” (que requieren inversión en construcción antes de su puesta en servicio), principalmente autopistas con bajo riesgo de demanda, y negocios verdes, como el ciclo integral del agua o el tratamiento de residuos. Nuestros activos generan unos ingresos predecibles, recurrentes y estables.

El modelo de negocio de Sacyr es un modelo resiliente, donde el 83% del EBITDA del primer trimestre procede de esos activos concesionales con bajo riesgo de demanda. Esta estrategia nos ha permitido dar unos resultados positivos en un escenario macroeconómico desafiante e incierto. El EBITDA fue de 243 millones de euros, un 25% más que en el mismo periodo de 2021 y la rentabilidad alcanzó nuestro récord, con un margen EBITDA sobre cifra de negocios del 20,3%, 200 puntos básicos superior a la alcanzada en 2021. El beneficio neto de los negocios registró un crecimiento del 57%, hasta los 40 millones de euros; y la facturación fue un 13% mayor que hace un año situándose en los 1.200M.

La deuda neta con recurso crece hasta los 798 millones de euros. ¿A qué se debe este incremento?

Este incremento se debe, en gran medida, a la propia estacionalidad del negocio, con una negativa evolución del circulante en las áreas de construcción y servicios que se recupera a lo largo del año y por otra parte al desfase temporal que se produce entre las distribuciones realizadas por las sociedades concesionarias y las aportaciones de capital que se deben realizar a los proyectos que se encuentran en fase de construcción.  En este trimestre se han recibido únicamente 6 millones de euros de los 180 millones previstos en el año y en cambio se han realizado aportaciones de capital por importe de 65 millones de euros, que supone aproximadamente el 35% del estimado para todo el año. Reiteramos nuestro firme compromiso para 2022: reduciremos la deuda con recurso notablemente. Y el objetivo para 2025 es situar la deuda con recurso en mínimos, unos 100 millones de euros, mientras seguimos creciendo en nuestra actividad concesional.

¿Cuáles son los objetivos que se marca el Plan Estratégico de Sacyr?

El Plan Estratégico que lanzamos en febrero del año pasado para el periodo de 2021-2025 tiene dos puntos clave: el foco en el desarrollo de los negocios concesionales y el impulso de la sostenibilidad.  Este plan anticipa un nuevo ciclo expansivo de Sacyr Concesiones, que generará el 85% del EBITDA del grupo en 2025. En cuanto a las previsiones económicas, el objetivo marcado es superar en 2025 los 5.500 millones de euros la cifra de negocios y los 1.200 millones de EBITDA. Respecto a los mercados prioritarios para este nuevo ciclo estratégico, potenciaremos nuestra presencia en España e Italia en Europa; Colombia y Chile en América Latina, y los mercados de habla inglesa. Nuestro objetivo es tener una presencia equilibrada de aproximadamente un tercio de la facturación en Europa, un tercio en América Latina y otro tercio en los países de habla inglesa. El fuerte crecimiento de la empresa en los 15 primeros meses del Plan nos impulsa a realizar una revisión al alza de los objetivos propuestos. En la pasada Junta General de Accionistas, nuestro presidente, Manuel Manrique, ya anunció que se fijarán nuevas metas más ambiciosas.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

¿Cuáles son los próximos hitos del área de concesiones?

Sacyr Concesiones ha demostrado durante los últimos años su gran capacidad para ser adjudicataria de nuevos proyectos y ponerlos en servicio. Desde 2015 ha puesto en funcionamiento 10 activos y está previsto que se inauguren 15 más hasta 2028. Durante 2022 se iniciará la operación de algunos de los activos más representativos: Pedemontana en Italia, Américo Vespucio Oriente en Chile y Rumichaca-Pasto y Autopista al Mar 1 en Colombia. Estos activos añadirán valor a nuestra división concesional, que en el Investor Day celebrado en otoño del año pasado cuantificamos en 2.800 millones de euros. Este valor seguirá creciendo hasta los 3.700 millones de euros en 2025.

Los ocho mayores activos de Sacyr Concesiones (Pedemontana, A3 y A5 - A-21 (Italia); AVO I (Chile); Rumichaca-Pasto y Pamplona-Cúcuta (Colombia); Universidad de Idaho (Estados Unidos) y Ferrocarril Central (Uruguay) representan el 60% de la valoración.

Estrategias de Inversión

¿Qué avances han conseguido en materia de sostenibilidad?

La sostenibilidad es un punto clave en el Plan Estratégico 21-25 de Sacyr y se refleja en todas las actividades de Sacyr. Así lo están reconociendo diferentes agencias internacionales. En el primer trimestre, S&P situó a Sacyr entre las 10 empresas de infraestructuras más sostenibles del mundo y lo incorporó a su Yearbook 2022. Además, Carbon Disclosure Project otorgó a la empresa el reconocimiento Supplier Engagement Leader 2021. Sustainalytics, basado en el rating publicado en junio del pasado año, sigue puntuando a Sacyr como la empresa más sostenible de su sector a nivel nacional y la quinta a nivel mundial.  Además, estamos realizando novedosas financiaciones sostenibles a través de emisiones de bonos sociales ligados a nuestros proyectos de concesiones que optimizan los recursos vía mercado de capitales y banca comercial, mitigando los riesgos con instrumentos de liquidez y basados en el cumplimiento de una serie de indicadores sostenibles.

¿Qué política de dividendo va a seguir la compañía para los próximos ejercicios?

Nuestro compromiso con los accionistas es mantener una política de remuneración al accionista recurrente, en el entorno del 5%. En febrero se pagó un scrip dividend de 0,049 euros por acción, o bien una acción nueva por cada 45 existentes. El 85% de los accionistas eligieron cobrar en acciones. La Junta General de Accionistas de este año aprobó el pago de dos nuevos scrip dividend por lo que el accionista seguirá contando con esta fórmula de retribución.