La semana ha comenzado con los mercados sufriendo importantes caídas por el temor a que el coronavirus se convierta en una pandemia mundial y los efectos económicos que los contagios puedan tener y, que de hecho, ya están teniendo. ¿Qué valoración hace?

Más un efecto de pánico que en sí que lo que es la propia noticia. No le estoy quitando peso a la situación, que obviamente es preocupante. Habrá que ir viendo cómo va evolucionando. La OMS ya ha hablaba de riesgo en el que fuera una pandemia a nivel global. Lógicamente, esto tendría una repercusión muy alta. Ya la tiene. Vamos viendo cómo esa repercusión negativa hace mella tanto en los mercados, como en general en el día a día. Vemos como el MWC en Barcelona se suspendía por el riesgo para la gente. Pero es más un pánico que la realidad. La cancelación acarrea importantes pérdidas a ciertas empresas.

En los mercados vemos cómo la renta variable sigue sufriendo castigos importantes por esta situación. Por desgracia irá más. No tenemos que ser alarmistas con respecto al mercado pero la realidad es que esta situación no pasa desapercibida. Obviamente esto deberá seguir teniendo una repercusión muy negativa.

Euro, dólar, oro, petróleo… no solo las bolsas notan los efectos del coronavirus. Otros activos, para bien o para mal, también lo hacen. ¿Qué destacaría en positivo o en negativo fuera de la renta variable?

En general, en las divisas veremos mucha volatilidad, lo que puede ser algo positivo si sabemos trabajarla bien. Siempre vemos a la volatilidad como una enemiga dentro de lo que es el trading o las inversiones y no tiene por qué ser así. La volatilidad puede ser una muy buena aliada si sabemos utilizarla en condiciones y de forma recurrente.

Del lado negativo, destaca el petróleo. Veremos a ver qué ocurre en la próxima reunión de la OPEP. Ver la decisión respecto al incremento en la producción de barriles, lo que lógicamente reduciría también mucho el precio del crudo, por ese exceso en cuanto a la oferta.

Desde el lado positivo, destaca el oro. Más que nada por ser un activo refugio. Pero no ocurre esto en el caso del oro. El rodio, el platino o la plata son metales que funcionan muy bien. Nos enfocamos siempre en el oro como el principal metal a tener en cuenta, pero creo que hay muchas alternativas interesantes.

Volatilidad en general para los mercados, ya no solo en el mercado forex, a la que creo que se le puede sacar mucho partido.

Tras alcanzar los 10.100 puntos, el Ibex 35 se retrocede hasta situarse por debajo de los 9.500 entero. ¿Han saltado las alarmas en el selectivo español? ¿De qué niveles tenemos que estar pendientes?

El Ibex 35 pierde niveles importantes, no referenciados a un aspecto técnico o fundamental. Destaca la situación adversa. El coronavirus seguirá dando esos coletazos importantes al mercado desde el lado negativo. Esto debería ir a más en el tiempo. No digo que veamos un Ibex 35 en los 8.000 puntos, pero lógicamente es muy probable que perdamos los 9.200, que es una referencia muy buena desde el punto de vista de soporte, igual que los 9.000, por ser una cota psicológica.

Por la parte alta, destacan los 9.500, los 9.800, y los 10.000 puntos posteriormente. Pero ese es un capitulo que queda lejos de la realidad en la que nos encontramos. El Ibex 35 perdía la zona de los 10.000 puntos con mucha facilidad. Al final es algo que, más por pánico que por realidad, irá yendo a más. La gente deshace posiciones rápidamente.

Telefónica llega a perder los 6 euros después de que la semana pasada informase de sus resultados de 2019. ¿Qué es lo que no gusta de las cuentas de la teleco? ¿Hasta dónde pueden llegar las caídas?

Los movimientos de la competencia de Telefónica están funcionando muy bien, como es el caso de Netflix, cuyos resultados siguen creciendo trimestre a trimestre. Telefónica vuelve a desmarcarse desde el lado negativo en cuanto al beneficio neto. También el beneficio por acción sigue siendo claramente negativo, peor que las referencias anteriores. La deuda sigue aumentando a velocidades preocupantes para lo que es su sector.

Pero Telefónica en general no tiene malas cifras. Por descuentos comparativos, hablamos de una entidad con un 10 o 12%, con un PER por debajo tanto del sector como de la media. Pero aún así no es algo que se refleje en el mercado. Vemos a una compañía con una beta por encima del punto, lo que significa que tiene una volatilidad negativa tanto para el sector como para el mercado. Esto puede repercutir negativamente a la propia entidad.

Destacaría la parte de la deuda, los resultados negativos, y que el consenso de analistas no refleja claramente la posible evolución que pueda tener Telefónica porque es cierto que el sector está funcionando bien y ella no tanto.

A pesar de las caídas, Iberdrola se mantiene cerca de los 11 euros por acción, con una subida en lo que va de año superior al 23% ¿Ve valor en el sector eléctrico? ¿Hasta dónde poder subir Iberdrola?

Veníamos comentando desde principios de 2019 que la parte de energía, inmobiliaria o renovables podrían destacar mucho a lo largo del año. Así lo han hecho y no creo que sea diferente en este 2020. Veremos a ver qué medidas toma el gobierno español y cómo le pueden repercutir. De forma claramente negativa al sector financiero, inmobiliario y energético, que es a día de hoy lo que está tirando del carro, sobre todo, inmobiliarias y energéticas.

El comportamiento de las energéticas seguirá siendo bueno, no solo en el caso de Iberdrola. Compañías como Audax o Solaria seguirán tirando del carro en los mercados, funcionando más como refugio que otra cosa.

El sector farma puede tener un comportamiento favorable por la situación del coronavirus. La parte energética y, sobre todo, la renovable debería seguir teniendo un comportamiento muy bueno.

¿Dónde ve valor ahora mismo en la bolsa española? ¿Qué valores nacionales considera interesante para invertir?

Más que a valores, me iría a la parte sectorial. La parte energética, renovable o inmobiliaria debería seguir teniendo un comportamiento muy bueno. San José O Inmobiliaria Colonial creo que son entidades que podrían seguir teniendo buenos comportamientos. La parte farmacéutica, PharmaMar es una compañía que podría seguir destacando positivamente en la situación actual, funcionando no tanto como refugio, sino como el pistoletazo de salida para diversificar una cartera, que dentro de la situación actual puede ser bueno. El consumo, mientras que los tipos de interés del BCE sigan en la situación que se encuentran, debería seguir teniendo un comportamiento favorable.

Valor no tanto por la parte de compañías pura, sino por la parte sectorial. Energéticas, renovables, farmacéuticas y consumo creo que son sectores en los que hay compañías que debería funcionar positivamente, por lo menos hasta que veamos medidas adicionales por parte del Gobierno.

 

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar