Es decir, su capacidad para capturar parte de las subidas del mercado de renta variable, al mismo tiempo que amortiguan las caídas en los períodos bajistas gracias al suelo de su componente de bono.  Esto les ayuda a reducir las pérdidas que registra la renta variable en los momentos de mercado de fuerte volatilidad y a capturar dos tercios de todos los rallys del mercado de acciones, pero con solo un tercio de su volatilidad.
 
Teniendo en cuenta estas características, esperamos que este año aumente el apetito por este tipo de bonos, sobre todo, por parte de los inversores en renta variable y de expertos en asignación de activos que buscan reducir la volatilidad de sus carteras.  El mercado de nuevas emisiones está muy activo, sobre todo en Estados Unidos donde la ampliación de los diferenciales de los bonos high yield y el aumento de los tipos de interés alentará a las compañías a emitir bonos convertibles para reducir sus costes de financiación.
 
 
Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.
Si esta es la realidad en Estados Unidos, por su parte Europa disfruta de sólidos fundamentales.  Se están acometiendo reformas estructurales, el crecimiento se está recuperando poco a poco y el BCE mantendrá su política monetaria acomodaticia.  Además, en términos generales, los resultados de las compañías han sido positivos.  En lo que respecta a las divisas, la debilidad del euro también supondrá un factor de apoyo a lo que se suma el efecto positivo de los bajos precios de las materias primas.  A ello habría que añadir que las expectativas de beneficios para la zona euro son demasiado pesimistas, por lo que esperamos que el crecimiento de los beneficios repunte en 2016.
 
Por sectores, somos positivos con el sector de  telecomunicaciones  europeo que está afrontando un proceso de consolidación. Dentro de él, nos gustan nombres como Telecom Italia, Vodafone, Iliad y KPN.  Por su parte, el sector inmobiliario europeo proporciona exposición  cíclica a la zona euro dado que se trata de un sector en el que es posible encontrar un amplio abanico de convertibles.  Además, estará bien posicionado para incrementar su rentabilidad en cuanto los tipos de interés empiecen a subir.
 
 
 
 

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí