Diego Jiménez Albarracín, responsable de Renta Variable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, analiza la actualidad de los mercados. 

Los rumores apuntan a que Grecia podría pedir en los próximos días una ampliación de su programa de rescate, tal y como le exige el Eurogrupo. ¿Contemplan una solución tan temprana?

“Europa no va a ceder, no va a ceder en las políticas de austeridad, tiene en cuenta la opinión del pueblo griego y los compromisos firmados se tienen que seguir cumpliendo”.

¿Qué le parecen los resultados de Iberdrola, afectados especialmente por una caída del consumo interno?

“Toda la parte de la división doméstica la teníamos más que descontada. Sabíamos cómo afectarían los decretos ley que regulan la parte de la electricidad, pero lo que nos ha sorprendido muy gratamente es que las inversiones en Estados Unidos, México y Brasil están funcionando.

La caída del 10% en beneficios es grave, pero las perspectivas son brillantes”.

¿Y los resultados presentados por Abertis?

“Es justo al revés. Esperábamos un crecimiento mayor. El 87% de la parte de las cuentas de concesiones de autopistas está viviendo crecimientos no esperados, sobre todo en Francia, creciendo por encima del 2,5%. En España, en diciembre y enero, se comportó muy bien el tráfico por autopistas.

Y la división de telecomunicaciones presenta unos resultados muy brillantes”.

¿Cómo valora la OPA lanzada por Caixabank sobre el 55,9% de BPI? ¿Deja de lado a la entidad en nuevas compras en España?

“Caixabank ha estado muy activa en adquisiciones, con Banca Cívica o Banco de Valencia.

La operación con BPI nos parece muy atractiva y tenemos claro que el BCE va a blindar a todos los países de la periferia de posibles ataques especulativos. Portugal tiene un futuro muy brillante y Caixabank se puede aprovechar de esta situación”.

¿La estabilización del precio del crudo beneficiará a Repsol y Técnicas Reunidas? ¿Estará reflejado negativamente en sus cuentas?

“El impacto en las cuentas tiene que notarse, aunque esperemos que sea un poco menor. Somos positivos con la evolución del petróleo que creemos terminará 2015 por encima de los 70 dólares.

Repsol, en este sentido, puede terminar muy bien, y Técnicas Reunidas puede garantizar contratos que tiene abiertos en Oriente Próximo”.

¿Qué oportunidades ve en el mercado?

“En Abertis e Iberdrola, presentes en nuestras carteras; seguimos confiando en la banca, especialmente en BBVA, y nos gustan las compañías con ventajas competitivas como puede ser Amadeus”.