De cara a final de año, aunque podamos ver bajadas, nos mantenemos dentro del rango entre los 11.300-12.000 puntos. Al fin y al cabo “es una figura conocida como rectángulo que deja entrever una consolidación de la tendencia aunque muchas veces puede romper por la parte baja”. Hemos visto un aumetno de la volatilidad y de la aversión al riesgo “por lo que es complicado ver por qué lado – alcista o bajista- va a romper”. Este experto considera que “la estrategia sería movernos dentro de ese rango y esperar una ruptura tanto al alza como a la baja” y cree que es una estrategia que se puede mantener.

Es posible ver una corrección pero no hay nada en el mercado que indique que será muy grande. No sólo desde el punto de vista técnico sino que fundamental el per del Ibex es de 12 veces y ahora mismo el estimado es 11.900 por lo que fundamentalmente estamos en precio. Por valoración fundamental nos sale una valoración de 12.400 puntos y creo que no habría que precipitarse y pensar que en dos-tres años no volvemos a ver un recorrido como el que hemos visto tanto al alza como a la baja.

Más que sectores, este experto habla de compañías poruqe “es fácil hablar de sectores y compañías defensivas pero no todas están tan saneadas como debieran estar”. Se centraría en compañías con poca deuda “bueno tanto si las condiciones de crédito son duras y si mejoran será más fácil que se endeuden”. Por otro lado “que los beneficios provengan de fuera de España”. Telefónica o Miquel y Costas
son algunas de las compañías que cumplen estos requisitos.
Ciclo de Clases Magistrales


El oro es un activo del que se ha escrito todo y la gran pregunta es si estamos o no dentro de una burbuja. Es importante pero “siempre he pensado que todos los bienes económicos tienen una utilidad y cuando empieza a ser una inversión es cuando se considera que está comenzando una burbuja. Y en el oro ha ocurrido eso”. Este activo tiene un doble papel: como decoración o como refugio “y todo lo que implique más que eso es burbuja”. A pesar de ello “la idea es aprovecharnos de la tendencia que hay pero con stops muy claros, no ir a contracorriente de la tendencia que sigue siendo alcista”.

El dólar bajista no es interesante ni para los americanos, europeos ni países emergentes pero “tampoco van a permitir que suba demasiado”. A lo largo del tiempo “siempre que el dólar ha estado débil ha sido por una situación delicada”. La posición bajista del dólar se debe sobre todo a la posición de Carry Trade pero “mantener una moneda débil durante mucho tiempo es peligroso”. Tendencia bajista pero entendiendo que irá hacia una posición de neutralidad. Son interesantes, según este experto, todas las divisas que estén ligadas a commodities: dólar australiano contra libra, dólar o euro y “sería interesante ir observando qué países van mejorando su previsión de PIB porque quizás sean los que tengan que subir tipos más rápido”.

Sería interesante una estrategia que fuera muy poco con el mercado “que no siguiera ni un ciclo bajista ni alcista”. Una parte de la cartera debe ser destinada a índices pero la mayor parte “la destinaría a inversión que no tuviera nada que ver”.