Entorno Durante las últimas semanas el escenario macro no ha variado, confirmándose el aterrizaje suave en la economía americana, que está creciendo en línea con su potencial. Las últimas estadísticas así lo reafirman: repunte de los Pedidos Industriales, buen dato de ISM Manufacturero, creación de 132.000 empleos nuevos (cerca de máximos en la tasa media anual). Estas cifras hacen más creíble la previsión de un consumo fuerte, que evoluciona en el entorno del 2,5%-3% durante el segundo semestre del año, y que, gracias al tono benigno en los precios a corto plazo, se consolida el motor de la economía en EEUU. Otro factor positivo es que los riesgos proceden más via inflación que crecimiento. En el último trimestre, el efecto base en el precio de la energia impulsará la inflación, dado que en esa época se produjo un fuerte descenso del coste del crudo en 2006. Un entorno, en suma, de estabilidad monetaria y de tranquilidad, posiblemente durante el resto de 2007 y todo el año 2008. En Europa las noticias también son positivas por el lado del empleo, con las tasas de paro cayendo al 7%. De seguir así, parece ser que el consumo va a ser la variable que por fin sustituya a la inversión como motor del crecimiento, tras varios meses de dudas en este aspecto, y pese a que todavía hay datos flojos –Ventas al por Menor en Alemania- . En la medida que la inversión ha tocado techo, es al empleo al que toca repuntar, impulsando por fin al consumo. El contexto en tipos sigue siendo de tensionamiento, posiblemente con subida de 25 p.b. en septiembre. Aunque con la novedad de que el BCE ha intensificado su postura de observar el “dia a dia”, por factores como la moderación en el crecimiento del crédito. El panorama invita a pensar en un frenazo en el nivel de 4,25% del tipo repo, aunque para 2008 se esperan niveles de 4,75%. Por la parte de las divisas, los niveles de 1,36 pueden servir de soporte para la depreciación del dólar, afectado todavía por la crisis del segmento hipotecario subprime. Pero la divisa americana no debería bajar de este nivel. La subida de tipos del BCE confiere al cruce dólar/euro un tono de volatilidad baja, lo que debería favorecer la inversión en los plazos muy cortos. Y en la Renta Fija, el 4,50% ha mostrado ser un soporte para el bono alemán, que ha regresado a TIRes de 4,7%. El tirón de rendimientos de los bonos se apoya en los elevados precios del crudo –el brent supera los 75 dólares-, es decir, en la prima de riesgo por inflación. Para la renta variable, la recomendación es mantener la neutralidad –50% RF, 50% RV-, sobreponderando Europa y EEUU e infraponderando España, por su excesiva valoración. La bonanza macro no se ha trasladado a los indices, por la ampliación de diferenciales en la RF high yield, la volatilidad en china y la mayor exigencia del entorno. El momentum, sin embargo, sigue siendo positivo, y unos buenos resultados empresariales podrían ser catalizadores en las bolsas a partir de ahora. Análisis de Valores NH: La cadena hotelera se encuentra cara por fundamentales. El único punto que podría servir de catalizador del valor sería la posibilidad de movimientos corporativos, por el interés de Hesperia por hacerse con el 100% de la compañía del que posee el 24%. Esta operación se considera bastante difícil por la escasez de recursos para hacerse con el 76% restante de la compañía. Por el momento no es recomendable la inversión. La Seda de Barcelona: Compañía líder en Europa en la fabricación de PET (cuota del 35%) y en la producción de PTA (cuota del 65%). Se encuentra en un proceso de ampliación de capital (una nueva por cada dos antiguas), con la que obtendrá 440 millones. Este capital lo dedicará a la compra de varios activos que le permitirán consolidar su posición además del acceso al negocio de preformas y la producción de biodiesel. Un valor atractivo. Danone: Se encuentra en negociaciones con Kraft para la venta de su filial de galletas. La operación rondaría los 5.300 millones de euros, que se destinarían a un reparto de dividendos especial, o bien un incremento de la recompra de acciones o bien a posibles movimientos corporativos. El precio estimado de la operación y la intención de reforzar los negocios estratégicos (lácteos y agua embotellada), son argumentos que apoyan la recomendación de compra. Acerinox: La siderúrgica española se ha visto afectada en gran medida por la evolución del ciclo económico, al igual que el resto de productores de acero. La cotización alcanzó máximos históricos, y ahora se encuentra inmersa en una tendencia bajista, dada la preocupación por la sobrecapacidad y la ralentización de la demanda. El sector va a sufrir por ello una disminución en sus márgenes. Técnicas Reunidas: La empresa, que se dedica a la construcción de refinerías, sigue aprovechándose de la poca competencia y la mayor demanda de petróleo. Las estimaciones para 2009 han sido positivas, por la mejora en los márgenes (de 4,5%-5% pasan al 7%) gracias a los nuevos contratos. Sin embargo, la compañía no dispone de abundante mano de obra cualificada, y tiene el lastre del peso de su accionista BBVA, con el 17,6%.