Mientras que, para los perfiles con tolerancia media al riesgo, su recomendación pasa por el fondo “Carmignac Patrimoine, un fondo flexible que invierte a nivel global, tanto en renta fija, como en variable. Preserva el capital y tiene cierto carácter defensivo”. A nivel aconseja el “M&G Optimal Income, que es un fondo de renta fija global y que puede invertir, como máximo, un 20% en renta variable, aunque el máximo que tiene invertido es un 5% y sólo en compañías cuyo equity yield es superior al dividend yield”.

Para jugar los movimientos corporativos “tenemos los fondos de arbitraje, para los perfiles más conservadores, y los direccionales, para perfiles más agresivos. Dentro de los de arbitraje destaca “Dexia Index Arbitrage, el Dexia Risk Arbitrage C, el Dexia Long Short Risk Arbitrage o el Aviva Index Arbitrage”.

Teniendo en cuenta que las bolsas europeas durante el 2011 han sido las más castigas, “una mejora de la situación podría capitalizarse con éxito, aunque no sin volatilidad”, avisa el experto. Un instrumento que podría beneficiarse de la revalorización de las bolsas son los bonos convertibles, en los que en Tressis prefieren “los fondos de bonos convertibles globales, ya que el mercado americano y el asiático los hacen cada vez más atractivos”.

En el entorno de incertidumbre actual, a la hora de invertir en fondos de renta fija recomienda “apostar por fondos que tengan una gestión flexible de la duración”. En esta línea aconseja el “M&G Optimal Income”.