En un momento en el que hay opiniones enfrentadas entre seguir invertidos en mercado o incrementar las posiciones  en liquidez, Javier Castro, gestor de renta variable de Caja de Ingenieros Gestión reconoce que sigue viendo valor en el mercado y están totalmente invertidos. 

Se comenta que la renta variable europea ha agotado parte de su recorrido y hay que incrementar exposición a liquidez. ¿lo ven así?
Consideramos que todavía hay recorrido y estamos totalmente invertidos.

¿Cree que cotiza el mercado los beneficios publicados?
Si tomamos como referencia el Eurostoxx50, interanual las empresas han publicado un 15% de crecimiento, que es lo mismo que ha hecho el mercado con lo que podemos considerar que el mercado está cotizando el aumento de beneficios. Si nos fijamos en el PER, la variación ha sido mínima, está a 20 x con lo que llegamos a la misma conclusión.

Hablemos de compañías, ¿dónde están viendo ahora las mayores oportunidades?
Más allá de oportunidades en un sector en concreto, observamos una serie de tendencias de largo plazo para las que las empresas europeas están a la cabeza en innovación en dos tendencias principalmente:  aumento poblacional y riesgos de cambio climático. En el primero, la ONU espera que para 2060 seamos 10.000 millones de personas sobre la tierra lo que supone una demanda en muchos sectores y un reto logístico, para lo que empresas como Yara o Smurfit Kappa están bien posicionadas. Respecto al cambio climático, las certezas científicas están preocupando cada vez más a los gobiernos y están haciendo legislaciones más restrictivas para las que Arcadis o Valeo Basf están preparando productos que reduzcan el impacto sobre el medio ambiente.

Entre sus principales posiciones está el sector financiero. ¿Qué ofrecen en este momento las compañías?
El sector financiero representa el 18% de la cartera pero, a pesar de ser elevado ,está lejos del porcentaje que representa en los índices europeos.. Creemos que tiene que formar parte de la cartera porque han propiciado un mejor resultados financiero. Sin embargo, en el entorno actual de tipos será muy complicado para las compañías europeas mantener una buena operativa. Nosotros estamos invertidos sobre todo en banca doméstica, porque se empiezan a ver los resultados de la reestructuración de los últimos años y porque somos positivos con la evolución de la economía española. Tenemos posiciones en aseguradoras también pues su modelo de negocio les aporta un buen desarrollo operativo.

¿Qué variables le hacen huir de las compañías como opción de inversión? ¿Nos puede dar algún ejemplo?
No nos fijamos en ningún conjunto de ratios en global pero nos preocupa que la estrategia de la compañía  no cuadre con la realidad que nosotros percibimos. Últimamente hemos descartado invertir en Wincor Nixdorf, fabricante de cajeros, que cree que el parque de cajeros está anticuado y hay una infrautilización en países emergentes. Es cierto que en los emergentes hay poco cajero pero las compañías locales están mejor posicionadas, conocen mejor el cliente que Wincor Nixdorf. La tendencia que estamos viendo de pago alternativo al cash, la decisión de Dinamarca de eliminar el efectivo o el cierre de oficinas bancarias nos hace pensar que cada vez habrá menos caseros. Con lo que si la estrategia y realidad coincide, decidimos el indicador a seguir.

¿Cree que es una estrategia acertada utilizar parte de la liquidez para comenzar a cubrir la cartera?
La rentabilidad de los índices se deriva de la evolución de los beneficios con lo que a futuro seguirá siendo así. En ese sentido, tenemos estimación de beneficios de un 30% con lo que todavía quedar margen de recorrido.

¿Cómo controlan la volatilidad?
La volatilidad la controlamos mediante la selección de compañías. Buscamos compañías que tengan estabilidad de beneficios y ratios de rentabilidad que permitan estimar de manera previsible su evolución futura, lo que nos permite tener una protección frente a los ciclos de mercado.