El experto analiza el proyecto de reforma fiscal en Chile y, además, explica que espera aumentos de los beneficios entre las empresas del país este año.
Finalmente, el gobierno anunció el 31 de marzo recién pasado el proyecto de reforma tributaria que en lo fundamental aumenta la carga impositiva en particular a las empresas, busca bajar la elusión y disminuye la tasa marginal a las personas desde el actual 40% a un 35% a partir de 2017.

Estimamos que es muy probable que el proyecto se apruebe sin grandes cambios debido a la mayoría que tiene actualmente el bloque gobernante en el congreso.

En cuanto a las empresas que actualmente pagan una tasa de un 20% ésta irá aumentando gradualmente hasta un 25% de la siguiente manera: año 2014  un 21%; año 2015 un 22,5%; año 2016 un 24% y año 2017 un 25%.

Adicionalmente, se aumenta el impuesto al crédito, a las bebidas alcohólicas y azucara das y a las emisiones contaminantes.

Al parecer por el comportamiento que registró el mercado los inversores tenían claro y asumido la mayoría de las propuestas puesto que el principal indicador de la Bolsa de Comercio subió un 0,2% durante la semana.

Sin embargo, los impuestos específicos fue una sorpresa y esto se reflejó en el sector bebestibles y en particular en CCU (Compañía de Cervecerías Unidas) acción que bajó un poco más de un 8% durante la semana. Respecto a otras acciones de compañías que se verían afectadas está ECL (Empresa de generación termoeléctrica) , Viña Concha y Toro ( principal viña y exportador de vino de Chile).

Por último, seguimos estando optimistas respecto del crecimiento de las utilidades para el año en curso y los sectores con mejores perspectivas a nuestro juicio siguen siendo el forestal y el de energía.