Duras declaraciones de Peter Thiel en la CNBC, en donde culpa de todos los males de la red social de microblogging a sus dirigentes. Más contundente no ha podido ser.