Paula Haussman, ejecutiva de cuentas de GVC Gaesco, analiza la situación actual del mercado español y europeo, así como las perspectivas de cara a 2015.


¿Cree que a estas alturas se puede dar por perdido el rally de final de año?
Ante el aumento de las incertidumbres de las últimas semanas, podemos esperar una mayor volatilidad en los mercados. Sin embargo, a medida que se vayan diluyendo estas incertidumbres -provocadas por las turbulencias políticas en Grecia, la brusca caída del precio del crudo y las consecuencias negativas que pueda tener el empeoramiento económico de Rusia-, que han estado reduciendo la fuerza de los principales catalizadores del mercado, no descartaremos mantener el tipo en los actuales niveles e, incluso, subir algo.

¿Qué retornos podrían tener los índices en 2015?
Esperamos un año con muy buena rentabilidad para las bolsas internacionales, aunque puede permanecer la volatilidad por las incertidumbres latentes. En los próximos meses se pueden incrementar los momentos de volatilidad por el lado de las dudas que siembre el BCE por la falta de consenso de cara a la compra de activos extraordinarios.

Las principales compañías van a ver cómo se diluye el diferencial entre los precios de mercado y los reales.

¿Tendría alguna petrolera en cartera, como Repsol?
En las últimas sesiones se ha incrementado la volatilidad en el crudo y perjudicando al sector petrolera internacional. No obstante, el inversor que quiera tomar posiciones en el medio y largo plazo, puede tener una oportunidad ahora para entrar. Pero en el corto plazo hay que ser prudentes hasta confirmar una estabilización del precio del crudo.

Esta semana se ha conocido que finalmente BT comprará los activos de Orange, en vez de los de Telefónica en Reino Unido. ¿Cómo deja esto a la operadora española?
Telefónica se confirma como una importante oportunidad de inversión de cara el 2015. El sector está en cabeza en rentabilidad en este 2014 y esperamos que continúe su tendencia el próximo año.

Los últimos movimientos empresariales han dejado a Telefónica en una situación competitiva a nivel mundial. El conjunto de variables ayudará a que sus próximas cuentas recojan los frutos de su reestructuración.

¿Le gusta algún banco en este momento?
El sector bancario internacional se encuentra en una situación favorable de cara a 2015 tras la intensa reestructuración de estos años. Además, recibe el apoyo de los principales bancos centrales, por lo que el contexto es favorable para el sector. BBVA y Santander continúan siendo una oportunidad de inversión atractiva para el inversor, con buenas perspectivas de negocio.