El S&P 500 sube hoy más de un 1% después de que los principales índices estadounidenses hayan reaccionado a las palabras de un miembro de la FED que avisaba que el fin del tapering podrían no producirse en la próxima reunión.

Ayer James Bullard, el presidente de la FED de St. Louis se estaba pensando retrasar el fin de su programa de estímulos. Unas palabras que han servido de bálsamo para unos mercados que habían sufrido un gran desplome en las últimas semanas.

El S&P 500, por ejemplo, había caído más de un 7% desde los máximos del próximo 18 de septiembre.

Según Eduardo Faus, analista técnico de Renta 4, establece el siguiente escenario para el indicativo estadounidense.


El experto afirma que “en la zona de 1.800 puntos, pese a que haya volatilidad a muy corto plazo debería estar cercana a un suelo desde donde experimentar un primer rebote”, alerta el analista.

En un segundo paso, Eduardo Faus afirma que “tras el rebote no sería de extrañar otro movimiento bajista que dilatase por debajo de esos 1.800 puntos (1.700 por ejemplo) antes de un movimiento de rebote más importante que seguramente, y en el mejor de los casos, no pase de los 2.000 puntos”, explica el analista.

En el tercer y último paso, “tras ese rebote espero que la tendencia bajista se reanude, en base a la pérdida de la tendencia alcista desde 2009 y a la situación técnica en indicadores lentos que sugieren un movimiento correctivo complejo”, afirma el experto.

S&P en bolsa


Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche en el siguiente enlace.