Mueven el mercado con sus decisiones. Confían sus fortunas a la renta variable y sufren igual que cualquier inversor: los grandes empresarios confiaron en el sector inmobiliario –a pesar de que todo apuntaba a un inminente estallido de la burbuja- y les salió mal. Sin embargo, son capaces de mover un valor cerca del 30% al alza si se filtra un interés en el mismo. Pese a la discreción con la que actúan las grandes fortunas, algunos de sus movimientos trascienden y a menudo hacen explícitas sus tendencias del mercado ¿Las preferencias? Valores que permitan capear la crisis. Pero tenga en cuenta que no son inversores que jueguen al rebote y muchos de ellos podrían esperar hasta seis años para deshacerse de su participación. Con nombre propio, Ram Bhavnani, Amancio Ortega, la familia Entrecanales o la familia Del Pino han creado sus propios vehículos de inversión y están en puja por compañías como Santander, Telefónica, BBVA e incluso algunas constructoras ¿quién dijo que estamos en crisis?
“Hay que ser codicioso cuando los demás son miedosos y miedoso cuando los demás tienen los ojos inyectados en codicia”. Es una frase de Warren Buffet, dueño del todopoderoso holding Berkshire Hataway, y quizás una de las teorías que le han llevado a ser una de las personas más seguidas del mundo financiero. Y para muestra, un botón. Hace apenas tres meses, el magnate llegó a España dispuesto a vaciar su billetera en compañías baratas y que supusieran una oportunidad. BME, Gamesa, Técnicas Reunidas o la propia Telefónica sumaban posiciones al calor del posible interés del famoso “Oráculo de Omaha”. Pero tal y como adelanta José Lizan, analista de Nordkapp los inversores como Buffet “compran cuando una cotización está desplomada, para la recuperación del ciclo se meten en su consejo, toman decisiones para mejorar en el ciclo y una vez lo han conseguido se salen”. A lo mejor pasan hasta cuatro años, por lo que su estrategia “no es apta para inversores cortoplacistas”. Amancio Ortega, a por los pesos pesados Pero ¿qué ocurre si estamos en crisis? Aunque ninguno de ellos se ha librado de las caídas de los mercados, lo cierto es que han aprovechado los recortes para incrementar su presencia en las compañías españolas. A través de sus Sicavs- sociedades de inversión colectiva-han mantenido sus posiciones en plena crisis e incluso han elevado levemente el peso en la bolsa nacional. ¿Un elemento común? La escasa presencia en el sector inmobiliario español, aunque se mantienen ciertas constructoras, y la preferencia por valores de alta capitalización. Elaboración propia De entre los grandes jugadores de nuestro país, quizás sea el presidente de Inditex, Amancio Ortega el que menor exposición tiene a la renta variable nacional. En torno al 21% del patrimonio de Keblar , su vehículo de inversión procede de este apartado, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Aunque ha reducido su participación en BBVA y Santander, en las que supera los 60 millones de euros en conjunto, ambas entidades siguen siendo sus favoritas. Y es que, a pesar de la situación que vive el sector financiero, la banca está muy barata. Xavier Cebrián, analista de Gaesco advierte de que la entidad que preside Emilio Botín “está aprovechando muy bien las oportunidades y tiene caja” por lo que recomendaría “comprar esos títulos con un horizonte de inversión de medio-largo plazo”. Pero si se habla de bancos, es inevitable citar al inversor indio Ram Bhavnani. En opinión de José Lizán “es muy bueno en este sector” y lo normal es que “si le sigues ganes”. Su práctica la demostró con banco Zaragozano y puso en ganancias a aquellos que le siguieron en Bankinter. Su reciente toma de participación en Banco Popular –que suma el 9,2% de su sicav-ha reflotado la cotización de la entidad durante meses y podría continuar. “Eso sí, igual pasan 4 años”, concluye este experto. Sin embargo, no se puede olvidar que la banca doméstica “es la más expuesta a la crisis subprime por no tener una diversificación de crédito”. En torno al 6,7% de Kishoo lo componen los dos grandes bancos y cerca de ese porcentaje está Telefónica. Sin embargo, estos inversores también se equivocan. Para el analista de Nordkapp, Bhavnani seguramente “ha tomado una participación de Renta Corporación aprovechando el descalabro del sector y jugar a la recuperación del siguiente ciclo” y no es que le vaya muy bien. De hecho, desde el pasado trimestre el inversor indio ha reducido un 48% su participación en la compañía. Lizán no espera grandes crecimientos en todo el sector constructor para los próximos dos años”. Y es que este sector es rehuído por la mayoría de estas fortunas, pero no todas. Alicia Koplowitz, hermana de la presidenta de FCC, parece que quiere sacar provecho de las rebajas acontecidas en estos valores. De hecho su sicav Morinvest ha recuperado la inversión en esta constructora- con un peso del 1,85% del total de la cartera- y ha incrementado un 85% su exposición a Inmobiliaria Colonial. Sin embargo, su intuición femenina le dice que el sector eléctrico podría haber tocado techo. De 39 millones de euros que tenía invertidos en Iberdrola el pasado trimestre, tan sólo ha mantenido 8 millones. Eso sí, extendiendo su presencia en su filial de Renovables. Para Alejando Varela, gestor de fondos de Renta 4 Iberdrola es “un valor muy atractivo que podría ser clave de cara al segundo semestre del año”. Y advierte de que la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán podría verse beneficiada “por las operaciones que está habiendo por obligatoriedades, inversión en determinados activos por motivos de competencia”, al margen del interés que hay de entrar en el capital de Iberdrola por ACS. Un rally del que pretende beneficiarse la Familia del Pino que , aunque ha reducido en un 15% su participación, mantiene más de 27 millones de euros invertidos en la eléctrica. En torno a un 9% de Cartera Mobiliaria, Sicav propiedad de Emilio Botín, pertenece al sector energético y petrolero internacional. Para Carlos Fernández, responsable de análisis de fondos de Inversis banco “la tendencia a largo plazo del precio del petróleo sigue siendo alcista. Podríamos tener un soporte técnico en los 108 dólares y llegar en algún movimiento de corto plazo hasta los 100 dólares, pero la tendencia continúa siendo de crecimiento a largo plazo”. Es por ello que compañías como Total, British Petroleum o Royal Dutch Shell compartan porcentaje con RWE, General Electric o EDF en la cartera del presidente de Banco Santander. Hay sitio para los pequeños… Otra de las grandes fortunas que apuesta por la renta variable nacional es Juan Abelló. El ex vicepresidente de Banesto y presidente de Torreal, deja de lado los gigantes empresariales y optan por aumentar su inversión en valores más reducidos. A través de la sicav Arbarín, a nombre de su esposa Anna Isabel Gamazo, el primer lugar lo ocupa Codere, con un 8,01% del total. Una participación superior al 1,36% es la que tiene en Vidralamientras que el Grupo Empresarial Ence ha dejado de existir en su Sicav. Corporación Dermoestética es otra de las compañías en las que Abelló ha puesto sus ojos. Para Juan Carlos Costa, director de Kostarof.com “por encima de los 4 euros podría seguir tirando al alza de manera fortísima” por ello coloca los stop loss de la compañía entre los 3,95-3,40 euros. Su preferencia en Bolsas y Mercados Españoles queda reflejado con un 5,72% de representación en su cartera. Ha duplicado su exposición en el holding de la bolsa española. Para Xavier Cebrián, analista de Gaesco, “es un título que nos gusta ya que, a pesar de haber estado excesivamente castigado, está muy por encima del mercado”. En carteras de medio-largo plazo, asegura “es una buena apuesta pues tiene una rentabilidad por dividendo superior al 18%”. …Y para los fondos de inversión Acciones nacionales, valores internacionales, renta fija y fondos de inversión. Esos son los componentes de sus carteras. Y si cada uno de ellos tiene sus acciones favoritas, también en productos de inversión colectiva. Alicia Koplowitz ha decidido dejar de invertir en el BBVA Extra Tesorería, para subir posiciones en el Okavango Delta de Abante. Este fondo acumula una revalorización del 7% en los seis últimos meses y del 12.4% en lo que va de año. Compañías energéticas y bancos componen la principal cartera de este fondo. A través de la Sicav Baldaio, Manuel Jové ha invertido más de 20 millones de euros en Santander Tesorero, fondo que invierte hasta el 100% del capital en activos del mercado monetario y renta fija pública. Queda demostrado que “son inversores que aprovechan el momento del mercado”. No entran para beneficiarse de un calentón cortoplacista, como advierte Lizán. Sin embargo, recuerde que saber en qué invierten estos expertos no asegura el éxito ya que los magnates bursátiles son como los buenos buscadores de setas: pueden darle pistas pero nunca le dirá dónde está el campo más poblado.