El mercado descarta prácticamente  que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, anuncie una subida de tipos de interés.  Sin embargo, deberíamos prepararnos para un discurso hawkish.

 
Los últimos datos macroeconómicos conocidos en Estados Unidos casi han descartado uno de los mayores temores de los inversores en los últimos meses, la recesión.  Es decir, que la mayor parte de los expertos espera que el país mantenga una expansión moderada de la economía. 
 
Por otro lado, el último dato de empleo fue especialmente positivo. En febrero se crearon 242.000 empleos, aumentó el salario por hora trabajada y aumentó la tasa de actividad. Por eso la tasa de paro está situada en el 4,9%, muy cerca de lo que se considera pleno empleo.
 
La inflación, por otro lado, sigue incrementándose a pesar de que el precio del petróleo y los productos de energía se mantienen en niveles mínimos. Es decir, así, de un vistazo parece que se cumplen todas las condiciones necesarias para que la autoridad monetaria estadounidense decida subir los tipos. Según  Ricardo Gil, responsable del área de Retorno Absoluto del TREA AM, “no esperamos que haya subida de tipos en la reunión, si bien consideramos probable que el tono trate de preparar al mercado de cara a una subida en junio, eliminando alguna frase que venía repitiendo en los anteriores comunicados relativa a los riesgos en la parte de precios. Los datos macro hasta ahora han seguido mostrando debilidad en la parte manufacturera y mixtos del lado del consumo  pero las materias primas y las divisas de emergentes han mejorado ostensiblemente esto unido a la actuación del BCE de la semana pasada les da margen para enfatizar más el mensaje de subidas de tipos". En estos momentos, el precio del dinero está en el rango del 0,25-0,5%.

De hecho el mercado de futuros de la FED tampoco lo espera, tal y como se puede ver en el siguiente gráfico.

Nivel que marcan los futuros de los tipos ahora

 
Unas perspectivas que comparte Álvaro Sanmartín, economista jefe y asesor del Alinea Global en MCH IS, que explica que “ esperamos una FED más hawkish de lo que ahora parece estar descontando el mercado”.  No solo por los datos de crecimiento e inflación sino porque “ los mercados financieros están mostrando cierta recuperación en un contexto en que la apreciación del dólar también parece haberse moderado. Así las cosas, los riesgos de que un sentimiento negativo excesivo en los mercados pudiera contribuir a un endurecimiento no deseado de las condiciones monetarias en EE.UU. también parece haber remitido”, dice el economista.
 
Evolución del empleo en EEUU

Estos mensajes duros, hawkish de la FED podrían servir para explicar que “dadas las evidentes mejoras logradas por la economía americana, esperamos que la autoridad monetaria use la reunión de marzo para “avisar” a los mercados de que los tipos subirán pronto (antes del verano) y que en el conjunto de 2016 podría haber hasta tres subidas de tipos en total (frente a una o ninguna que parecen descontar actualmente los mercados de futuros)”, comenta Sanmartín.

Inflación de Estados Unidos


Unas previsiones del mercado de futuros que están muy alejadas de las previsiones que hicieron los miembros de la FED durante la reunión de diciembre. Otra de los datos que debemos revisar  en esta reunión es si han variado estas previsiones.

Proyecciones de la FED

 

Como dice José Luis Martínez, estratega de Citi, “probablemente la próxima reunión será una de los más complicados en la reciente historia. Recuerden como a finales del año pasado el mercado se inclinaba por asignar una probabilidad cercana al 60% para una subida de tipos en esta reunión. Ahora la probabilidad es casi nula”. Para este experto,  es posible que la FED pueda subir los tipos hasta en dos ocasiones.
 
Lo más posible para los mercados es que la  primera subida se produzca en la reunión de junio. Aunque en Groupama explican que  “la probabilidad de un tensionamiento en abril no debería estar totalmente descartado”.
 
Si finalmente se produce un discurso más rotundo de lo que espera el mercado, Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión, espera que “los mercados de acciones pueden reaccionar negativamente y el EURUSD depreciarse pues la divergencia de política monetaria con el BCE es clara”.
 
Por tanto, muy atentos mañana a la decisión que se produzca mañana y la posterior rueda de prensa que ofrecerá la presidenta de la autoridad monetaria, Janet Yellen.
  
QUIZA LE INTERESE LEER:
La FED no será tan flexible como el mercado espera
El mercado agradece a Yellen la tibieza de su discurso
Ahora a esperar la reducción del balance de la FED