La decisión de  recortar la producción de la OPEP la semana pasada vuelve a poner al sector petrolero en el centro de la diana de los inversores. En Citi ven que hay oportunidades de inversión en tres de estas mayores compañías del mundo. Sin embargo entre ellas no está Repsol, ¿por qué?
 
Tras la decisión de la OPEP de la semana pasada, los expertos de Citi siguen aconsejando sobreponderar al sector petrolero en sus carteras. Sin embargo, esta visión positiva no afecta a todas las empresas del sector por igual.

En su opinión, en las actuales circunstancias  la decisión de recortar de los productores de petróleo podría llevar el precio del petróleo hasta el nivel de 55-65 dólares por barril. “Aunque no creemos que las grandes petroleras sean súper competitivas en este nuevo contexto, lo cierto es que tampoco están caras”, dicen en la firma.

oferta y demanda


En cualquier caso consideran que “las perspectivas de una subida de entre un 5 y un 25% de los precios no significa que todos los problemas del sector vayan a desaparecer. Seguimos enfatizando la importancia de tener un balance sólido, un break-even bajo y unos bajos costes en las reservas de las empresas”. En este sentido, en la firma consideran que las compañías mejor posicionadas para enfrentarse a este nuevo escenario son Statoil, Eni y ConocoPhilips.

Explica que se trata de compañías que tienen “un endeudamiento bajo control, con unas reservas que están bien alineadas con los bajos precios y un nivel de valoración de sus acciones que ofrece un valor atractivo”.

Por el contrario, apuntan que hay tres compañías Royal Dutch Shell, BP y Repsol que están en el extremo contrario.

petroleras

En su opinión “aunque estas tres compañías pueden explicar que el crecimiento y los menores costes pueden facilitar su desendeudamiento a finales de esta década,  lo cierto es que para 2017 parece que siguen haciendo equilibrios si el petróleo sigue en la parte baja de los 50 dólares”. Apuntan que aunque es cierto que siempre les queda la opción de reducir el nivel de breakeven recortando más el Capex, hay compañías que lo tienen más difícil como Royal Dutch Shell.  
break even y riesgo


Con todo, explican que “es fundamentalmente el dividendo y no el capex, la cifra que parece menos realista”.

dividendos petroleras


Repsol
Lo que más preocupa a los expertos de Citi es el alto endeudamiento de Repsol que a finales de septiembre de este año ascendía a 9.988 millones de euros, unas 2,11 veces/ Ebitda.

Aseguran en Citi que “en el escenario base de precios de petróleo y refino, La petrolera española puede navegar con la actual estructura financiera, aunque no hay mucha capacidad de movimiento y creemos que una nueva ampliación de capital no puede descartarse al menos hasta 2019. Una contracción en cualquiera de sus dos negocios podría exigirle una mayor capacidad de financiación. Considerando que hay una línea que hay que defender para mantener el rating BBB- y que las facilidades para acceder al mercado de híbridos están más restringidas, la ecuación rentabilidad/riesgo no nos tienta”.  Ellos apuestan por mantener con un precio de 12,50 euros por acción, por debajo de su cotización actual.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión otorgan a la compañía una puntuación de 5,5 en una escala que va del 0 al 10. Esto implica que Repsol está en plena fase de consolidación bursatil. Aunque su tendencia a largo plazo es alcista, lo cierto es que a medio plazo no lo es.

Repsol diciembre



QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Repsol intentará mantener el dividendo a cuenta a pesar del recorte del 30%”
“Pendientes de la OPEP, así están Repsol y Chevron”