Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, repasa la situación en el que se encuentran las bolsas con las últimas caídas y analiza su visión en general para los próximos meses.
 
¿Es el momento de comprar ahora?

El problema es que los mercados llevan desplomándose varias semanas. El lunes fue la capitulación final con caídas en Europa del 5% en algunos casos y muy sobrevenidas. Perforamos los mínimos del pasado mes de agosto en el DAX, que para mí fue una señal bastante dramática. Hemos perdido los 9.000 también en el DAX. Estamos rebotando al son que está marcando Deutsche Bank, que ha sustituido al petróleo como el principal catalizador de los mercados. No es una buena noticia. Hemos dejado un poco a un lado un catalizador que ha restado muchísima capitalización a las bolsas europeas como ha sido el petróleo y ahora nos estamos fijando en otro que no ha ayudado especialmente. Creo que es imposible saber si hemos hecho suelo, si este rebote que estamos teniendo hoy es el inicio de algo más, lo que sí que creo es que los próximos meses en un momento dado vamos a estar muy por encima de los niveles actuales. Pienso que va a haber una reacción alcista a esta sobrerreacción bajista que hemos tenido en las últimas semanas y que por tanto en un momento dado en los próximos meses vamos a empezar a cotizar claramente por encima. Ahora, lo que es imposible saber es si antes de cotizar claramente por encima si vamos a seguir cayendo mucho más o si lo que tocamos ayer fue el suelo. Que estos precios son muy atractivos y ha habido una reacción desmesurada y que creo que en un momento dado vamos a cotizar muy por encima eso lo veo más probable.

¿Con los últimos acontecimientos de la actualidad ve el sector financiero que se puede encontrar ante un nuevo Lehman Brothers?

Creo que eso es un titular muy mediático. “Deutsche Bank es el nuevo Lehman Brothers”. Me parece que en absoluto. Deutsche Bank en las últimas horas ha salido su consejero delegado diciendo que su balance es sólido como una roca. Han dicho que tienen reservas más que suficientes para pagar todos los bonos convertibles. La noticia hoy del Financial Times es que están preparando una compra masiva de deuda senior para sacar músculo. Las autoridades alemanas les han apoyado. En un momento dado si la situación se complica es muy evidente que Deutsche Bank es un banco sistémico y que si necesita ayuda pública la va a tener. En absoluto me parece que Deutsche Bank esté en riesgo de quiebra. Creo que esto se ha magnificado mucho por el momento en el que estamos. Recuerdo que cuando quebró el Banco Espirito Santo no se formó esta polvareda y eso que fue un banco que quebró. Si el tema de Deutsche Bank se hubiera producido a mediados de noviembre cuando teníamos unas bolsas que descontaban que en el mes de diciembre  las bolsas descontaban que el BCE iba a ampliar el QE y estábamos en plena subida desde finales de septiembre, me parece que hubiera pasado totalmente desapercibido. Lo que pasó con Volkswagen también me recuerda un poco a esta situación y luego de esta compañía hace tiempo que no se habla. Ahora estamos en algo relativamente parecido. Es verdad que el sector bancario tiene grandes problemas. Tiene un problema de rentabilidad. Tiene un problema de cierta falta de solvencia con una regulación. Los bancos españoles tienen sus particularidades por su exposición a emergentes. Pero de ahí a pensar en quiebras de bancos sistémicos me parece que estamos a años luz.
En cualquier caso da cierta tranquilidad que esto lo haya provocado un banco alemán y no un banco italiano. Alemania tiene muchísima capacidad de si en un momento dado tiene que ayudar a Deutsche Bank de alguna manera puede hacerlo. Entonces en ese sentido no parece que sea el país menos indicado para provocar una crisis bancaria.

Activos como el bono, el yen o el oro han subido ante las caídas de los mercados. ¿Es una búsqueda de refugio o hay algo más detrás?

No, es una mera búsqueda de refugio. De hecho, el oro, que es el activo del que más se está hablando si nos fijamos en lo que va de año sube un 13% o 14% que es más o menos lo que caen las bolsas europeas. Lo que ha ganado el oro es lo que han perdido las bolsas europeas. Creo que es una apuesta de corto plazo. Cuando se forme ese rebote del que hablo, creo que el oro va a volver a caer. Me parece que es un pequeño capítulo de repunte, pero tampoco es que el oro esté subiendo un 30% o 40% en las últimas semanas. Otros activos como los bonos con mayor valor seguro es prácticamente lo mismo. Divisas como el yen también se están apreciando por su valor refugio, pero como digo creo que esta es una fase aislada. Cuando se reduzca un poco los enormes miedos que hay ahora mismo en las bolsas todos esos valores refugio creo que van a darse la vuelta.

¿Cómo podemos sacar partido de estos episodios de volatilidad que seguiremos teniendo a lo largo de este ejercicio?

Hay muchas maneras. Desde tomar posiciones sobre el VIX. Podemos acceder al VIX a través de un CFD. Podemos tomar posiciones cortas en los selectivos también. La volatilidad en general se puede beneficiar uno de ella utilizando derivados. Es más o menos el camino más fácil. Tomando posiciones cortas o recomprando en las caídas, que me parece una receta interesante. Con caídas tan claras como las que hay ahora si en un momento dado compramos creo que tenemos el margen para tener grandes revalorizaciones. Lo que está pasando ahora también me recuerda un poco a lo que pasó el pasado verano. En el mes de agosto tuvimos un pequeño rebote, más o menos lo que tuvimos el 20 de enero con las palabras de Draghi. La diferencia con lo que ocurre ahora es que hemos perdido el anterior mínimo. En septiembre mantuvimos e hicimos suelo más o menos en esos niveles y al finales de septiembre sin mediar absolutamente nada las bolsas decidieron que ya estaban muy baratas y que tocaba subir. Con lo cual tuvimos un rebote muy fuerte en octubre y en noviembre. Creo que ahora podemos aspirar a ver algo parecido. Pienso que esto es una sobrerreacción de las bolsas y no entramos en una nueva recesión mundial como parece que están descontando algunos mercados.

¿La renta variable sigue siendo el activo en el que estar en 2016?

Lo que no creo que haya que hacer es comprar y mantener. No creo que sea la estrategia. Creo que comprar en correcciones, teniendo en cuenta la volatilidad de los últimos seis meses en los mercados con todas estas amenazas de China, emergentes, petróleo y el sector bancario, es una receta mucho mejor que comprar y mantener. Más allá de esto, la renta fija por rentabilidad no ofrece absolutamente nada y otra cosa es por precio. Creo que en divisas sí hay muchas oportunidades. Que el euro-dólar esté asomándose al 1,13 para mí es una buena oportunidad para vender el par. En los últimos días hemos tenido una debilidad del dólar, pero nos estamos olvidando que en el mes de marzo el BCE va a anunciar nuevas medidas. Bien hundir más la tasa de depósitos o aumentar el tamaño de las compras y eso va a volver a debilitar al euro y eso va a hacer que el par baje. Sobre la renta variable me parece ahora mismo que es interesante el sector de energías renovables como Gamesa. Vamos a ver hasta qué punto se concreta esa oferta de Siemens. Empresas exportadoras creo que siguen siendo interesantes. Deberíamos también darle un toque de valor refugio con algún valor farmacéutico, que desde mi punto de vista es interesante y empresas que tengan también exposición al ciclo. Empresas de consumo como DIA. Empresas que tengan relación con el turismo como Meliá y NH, creo que también son apuestas interesantes dentro de la bolsa española.