Ya ha comenzado el segundo semestre y las grandes gestoras de fondos presentes en nuestro país van destapando sus cartas. En ellas se puede percibir un aumento del optimismo de cara al crecimiento nacional, a pesar de que recientemente el FMI nos arrojara un jarro de agua fría prediciendo que nuestra economía no crecería hasta 2014. En contraposición con estas previsiones, y más alineado con las del Gobierno o la Comisión Europea, en Gesconsult afirman que “lo peor de la recesión ha pasado y en la segunda mitad del año 2013 veremos un crecimiento positivo
”. Desde Deutsche Bank también secundan esta idea. Rosa Duce, Economista Jefe del Centro de Inversiones de la gestora alemana, afirma que existen razones para el optimismo. Entre ellas, ha señalado “la mejora de los indicadores económicos, especialmente los de confianza empresarial; la buena marcha de las exportaciones; la relajación en los objetivos de déficit otorgada por Bruselas; la reducción del nivel de endeudamiento; la mejora de la competitividad; el ajuste ya realizado del sector de la construcción; la reestructuración del sector financiero y los efectos positivos de la estabilización de los mercados de deuda europeos”.

No obstante, este crecimiento no será gratuito para el tejido empresarial privado. Desde Andbank no les cabe duda que el peso del crecimiento lo cargarán las espaldas de las empresas privadas, no el Gobierno: “el sector privado seguirá sufriendo el sacrificio. Valoramos positivamente el ajuste tras cerrar el Gap de competitividad y, por ello, cualquier mejora de la prima de riesgo debe ser atribuida exclusivamente al sacrificio del sector privado donde tenemos depositadas grandes esperanzas”, dice Álex Fusté, economista jefe de Andbank. Desde esta casa pronostican que el crecimiento se reflejará en el descenso de la prima de riesgo española hasta los 250 puntos básicos en el segundo semestre del año, para situarse en 2015 en el entorno de los 200 pb.

¿CÓMO SE COMPORTARÁ EL IBEX 35?
Si damos por hecho que la economía española mejorará en el segundo semestre, ¿cómo lo reflejará el selectivo nacional? La conclusión general es que “buena”. “Desde el verano pasado, hemos asistido a una normalización del mercado en el que, en la mayoría de los casos, vuelven a cotizar los fundamentales de las empresas y se está recogiendo la menor percepción de riesgo de España”, avala Gesconsult. No obstante, la incertidumbre sobre el sector bancario y eléctrico parece que nos acompañará también en próximos meses, evitando grandes escapes alcistas del Ibex.

Con respecto al sector bancario, Álex Fuste destaca que “de cara a los próximos meses el nuevo agujero de la banca española tiene que aflorar y no sabemos si será de 10.000-30.000 millones. Además, hay bancos que van a poder absorber las nuevas provisiones, pero otros no lo podrán hacer, ni con beneficios, ni con colchón de capital, por lo que estarán sujetos a la nueva “doctrina Dijsselbloem”, por la que ya no será el Estado el que inyecte todo el dinero, si no que pagarán también los que dieron soporte al pasivo de esa entidad. En este sentido, pagarán también los tenedores de deuda subordinada y deuda senior. En cambio, no creemos que se vean afectados los tenedores de depósitos”. El impacto de todo ello “será negativo y de contagio a corto plazo, pero será limitado, porque los riesgos individuales se están quedando en eso, individuales, y no todo es sistémico”.

Además de los riesgos que presenta el sector bancario, desde Gesconsult indican que hay otro sector que torpedeará también el devenir del Ibex 35: el sector eléctrico, “por culpa de la reforma energética”. Conviene recordar que en conjunto, sector bancario y eléctrico, suponen el 45% del Ibex 35. Por ello, Alfonso de Gregorio pronostica que “la evolución del Ibex 35 en el segundo semestre va a ser complicada por culpa de la incertidumbre en estos dos sectores. No obstante, esto no impide que 20 de los 35 valores del selectivo experimenten revalorizaciones buenas”.

APUESTAS DE INVERSIÓN EN RENTA VARIABLE ESPAÑOLA
En este escenario, Alfonso de Gregorio, director de Gestión de Gesconsult, cree que las compañías de pequeña y mediana capitalización pueden aportar más valor: “en los últimos años estas compañías han estado dejadas de la mano de Dios. No han despertado mucho interés por la ‘marca España’ y por la menor capitalización. Sin embargo, creemos que hay compañías pequeñas y medianas cuyas cuentas de resultados han funcionado muy bien estos años y creemos que lo van a seguir haciendo bien porque están atractivas por ratios”. En este sentido, nos apuestan por Europac, Vidrala, OHL,
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Tubacex, Catalana Occidente. No obstante, también ve una oportunidad atractiva entre los grandes valores en Técnicas Reunidas. De esta empresa valoran que “los ratios nos indican que no está cara, pues tiene un Per de 11-12Xx, y su caja está saneada, con 720 millones de euros, y, además, en estos primeros meses del año ha conseguido el 75% de los contratos previstos para este año”.

Deutsche Bank, por su parte, nos propone apostar por Abertis, Iberdrola, Ferrovial, Inditex y OHL.

Además, Manuel Arroyo, director de inversiones de JP Morgan AM, considera que “aquellos inversores que salgan del universo de la renta fija buscando mayores rentas, se centrarán en las altas rentabilidades por dividendo”. En este sentido, el Ibex 35 podría recibir parte de ese flujo de inversores, ya que la rentabilidad por dividendo actual del selectivo es superior a la que proporciona el bono español a 10 años. Además, la bolsa española es la reina de los dividendos, configurándose como el mercado que más retribuye a los inversores, 3 veces por encima de lo que lo hace Wall Street y el doble que las bolsas europeas.

Rentabilidad por dividendo del Ibex 35 vs. Bono español 10 años:


APUESTAS DE INVERSIÓN EN RENTA FIJA ESPAÑOLA
A pesar del miedo a la creación de una burbuja en la renta fija, las gestoras consultadas no ven riesgos en la renta fija española. De hecho, el bono español sigue siendo la apuesta favorita en cuanto a renta fija gubernamental. En este sentido, desde Gesconsult, Alfonso de Gregorio explica que, “no vemos mucho valor en el bono alemán, que renta al 1,70%, ni en el americano, que da un 2,30%, en cambio, hay más valor en bonos españoles, italianos e irlandeses. Además, estos países están realizando reformas que están dando sus frutos y sus bonos están rentando en torno al 5%”. Precisamente los inversores extranjeros también perciben que España ha hecho los deberes y, por ello, como indica Rosa Duce, economista jefe del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, “el incremento de la inversión foránea en las últimas subastas se ha ido apreciando poco a poco hasta alcanzar el 80% en la última emisión a 10 años”.

Evolución de la Rentabilidad* del Bono Español, Estadounidense y Alemán (2008-julio 2013):

Fuente: Gesconsult