Ya se sabe que es mejor sembrar sobre una tierra fértil, por ello, como el 2014 prometía ser un año excelente para cosechar grandes resultados bursátiles, un puñado de compañías se lanzaron a la andadura del mercado. Sin embargo, parece que las mieses que prometían grandes frutos se han secado, pues tan sólo una de las novatas no pierde dinero en bolsa. Con este panorama, quizás es mejor que la OPV de Aena se retrase... 

LAR ESPAÑA
Esta SOCIMI fue la que abrió la veda de las salidas a bolsa este año. Debutó en el Continuo el 13 de febrero a un precio redondo de 10 euros y hoy cotiza un euro por debajo.

Su capitalización inicial de 400 millones de euros la hizo saltar directamente al Continuo, cuando las anteriores SOCIMIs que habían salido a cotizar se habían tenido que conformar con el MAB. Hoy Lar vale en bolsa 362 millones.

Su cotización ha sido muy estable, aunque ligeramente bajista. El valor se ha movido en un rango entre los 8,75 y los 10,79 euros.

Recordemos que Lar se hizo, junto con el grupo Fortress con la polémica cartera Teide con más de 1.000 viviendas (terminadas y en obra), suelo y locales comerciales que le adjudicó el FROB. La operación se valoró en 146 millones de euros.


HISPANIA
La Inmobiliaria Hispania salió a cotizar a mediados de marzo. De hecho, le corría tanta prisa saltar al parqué que adelantó su estreno unos días. La oferta inicial de acciones se hizo a 10 euros hasta alcanzar un total de 500 millones de capitalización. Hispania daba el toque de campana con la cabeza bien alta presumiendo de tener entre sus accionistas a inversores institucionales extranjeros de la talla de Soros y Paulson, que se comprometieron a invertir un total de 314 millones.

A día de hoy Hispania apenas acumula una caída del 2%. De hecho, es que la cotización se ha mantenido prácticamente plana en torno a los 10 euros. Apenas ha fluctuado en un rango lateral de un euro, entre los 9,60 y 10,71 euros.

Hispania ha aumentado su capitalización en este tiempo en 42 millones de euros.


EDREAMS
Ha sido la OPV más sonada de este año por las constantes noticias negativas que han salido al mercado sobre la compañía. eDreams Odigeo debutó a principios de abril a un precio de 10,25 euros y, desde entonces ha perdido un 79% en bolsa básicamente por tres razones: un profit warning, una entrada en números rojos y la pérdida (aunque posteriormente lo recuperó) de un contrato con Iberia y British Ariways.

El primer envite fuerte a la cotización de eDreams llegó en junio, tras lanzar un profit warning y revisar a la baja su previsión de resultados. Después, en agosto la agencia de viajes online sufrió otro latigazo en agosto al reconocer que había perdido 2,5 millones de euros en el primer trimestre. Por último, hace una semana tuvo que ser incluso suspendida de cotización cuando caída un 50% porque perdió un contrato para anunciar las tarifas de Iberia y BA en su web. La posterior recuperación de este trato le ha valido una subida del 90% esta semana, insuficiente para llevar al traste su tendencia marcadamente bajista. De hecho, se puede observar una directriz bajista clara desde los máximos marcados en mayo que no ha logrado romper por lo que, el valor apunta de nuevo a los mínimos del viernes pasado en el euro por acción. Hasta que no rompa por encima de los 3 euros, no podemos pensar en el lado alcista del valor. Los bajistas se frotan las manos en eDreams y ya tiene un 1,11% de su capital entre manos. Es más, hace tan sólo dos días Steadfast tomaba una posición del 0,95% del capital para ejecutarla en cortos.

Además, tampoco podemos rascar en esta compañía por la parte del dividendo, pues tiene restricciones legales y financieras por las que no puede retribuir a sus accionistas a causa de las dos emisiones de deuda anteriores, contraídas por una de sus mayores filiales, LuxGEO

eDreams salió al mercado con una capitalización del 1.100 millones y hoy tan sólo vale 231 millones de euros.


MERLIN PROPORTIES
La socimi Merlín Properties, promovida por el gestor de fondos español Magic Real Estate, eligió el último día del mes de junio para lanzar la que, hasta la fecha y desde julio de 2011 era la mayor salida a Bolsa en el mercado español. Además, se trataba de la tercera sociedad inmobiliaria que debutaba en el parqué madrileño este año.

En concreto, Merlin sacó a cotizar un capital valorado en 1.250 millones de euros, superando a muchas de las compañías del Continuo. No obstante, a día de hoy su capitalización se ha reducido a 1.222 millones.

La compañía sacó a cotizar un primer lote de activos, dado que cuenta con un acuerdo condicionado al éxito de su debut bursátil para comprar Tree Inversiones, sociedad titular de una cartera de 800 oficinas y sucursales del BBVA y cinco edificios también ocupados por el banco, por un importe de 740 millones de euros.

La acción de Merlin ha caído un 5,6% desde que puso un pie en el parqué español y, desde que marcara sus máximos históricos en 10,56 euros en junio, ha retrocedido un 10,6%. Al mirar el gráfico se observa que su tendencia es bajista y, además, esa tendencia se aceleró a partir de mediados de septiembre, cuando comenzó la sangría en la renta variable española. Por ello, es clave que recupere los 10 euros, ya que, supondría superar la directriz bajista principal, volver a precios de salida a bolsa y, además, al doble dígito, que supone un soporte psicológico. Además, los cortos amenazan con ejecutar un 0,24% de su capital.


APPLUS
Ha sido uno de los debuts más fallidos de la bolsa este año. El grupo de servicios y certificación de vehículos fue duramente castigado tras presentar sus cuentas del primer semestre, en las que, pese a volver a beneficio (5,9 millones de ganancia frente a las pérdidas de 72,3 millones del 1S2013). De hecho, el día de la presentación se desplomó un 13%. Además, desde la OPV pierde un 36,27%.

Consecuentemente su capitalización también ha descendido drásticamente, desde los 1.885 millones a los que fue valorada inicialmente, hasta los 1.210 a los que los inversores la han colocado actualmente. Además, Applus pretende aumentar su free float entre el 53% y el 63%, aunque se ha comprometido a repartir el 20% de su beneficio neto ajustado en dividendos.

Evidentemente la tendencia del valor es tremendamente bajista. De hecho, no para de marcar mínimos históricos de forma consecutiva y los cortos tienen un 1,68% de su capital.


LOGISTA
Después de 6 años apartada del mercado, Imperial Tobacco decidió devolver a su división de distribución a bolsa el pasado 14 de julio. En concreto, sacó a cotizar un 30% de su compañía a un precio de 9,13 euros. Lo cierto es que la historia de Logista nos recuerda a la de esos toreros que no se acaban de cortar la coleta pues, hasta el mismo consejero delegado de la compañía nos reconocía el día de la campanada que habían “nacido para estar en la bolsa”.

La capitalización de Logista el primer día de cotización era de 1.725,75 millones, por debajo de los 2.320 millones que pagó en su día Altadis al oparla y sacarla de bolsa. A día de hoy, apenas tres meses y medio después de volver al mercado, su capitalización ha aumentado un 7% hasta los 1.845 millones. Logista se ha convertido en la mayor OPV del mercado español este año y en la empresa número 51 por capitalización.

En este tiempo las acciones de Logista se han revalorizado un 51%. Esta subida es superior a la que acumulan todas las acciones del Ibex 35 en el año, a excepción de Jazztel, que suma un 60%. Si continúa la tendencia alcista, no sería descabellado pensar que recupere los máximos históricos en los 14,45 euros próximamente

Además, para los amantes de los dividendos les gustará saber que Logista tiene un compromiso de reparto del 90% de los beneficios en remuneraciones al accionista. De hecho, Logista tiene previsto repartir en febrero 74 millones de euros de dividendo con cargo a los resultados del segundo semestre de 2014.


AXIA
Es la más novata del Mercado Continuo, pues debutó en el parqué el pasado 9 de julio, al calor de otros debuts (tanto en el continuo como en el MAB) de otras SOCIMI.

Axia salió a un precio de 10 euros por acción y una capitalización de 360 millones, justo en plena efervescencia anual del mercado español. Pero parece que el momento de ocaso que sobrevino a partir de septiembre ha sido más dañino, pues su cotización desde el debut ha caído casi un 5% y su capitalización ha descendido en 16 millones de euros.

Hay que destacar que la salida de esta compañía presidida por Luis López de Herrera-Oria, se hizo mediante una oferta de suscripción de acciones (OPS) por valor de 400 millones de euros y destinada a inversores institucionales. Además, Axia se constituyó sin activos (lo que se denomina un 'blind pool') para invertir el capital captado en la OPS en activos durante el primer año-año y medio