Marcus Pakenham, especialista de producto de renta fija global de HSBC, habla sobre el entorno actual para el mercado de la renta fija y qué tipo de activos pueden ser interesantes en este momento.
El Mercado de renta fija está preocupado sobre la decision de la Fed el próximo mes. ¿Qué espera para la renta fija cuando la Reserva Federal suba los tipos de interés?

Pensamos que la Reserva Federal aumentará los tipos de interés en su próxima reunión, esa es la opinión de nuestro equipo de renta fija. Creemos que va a afectar a los distintos mercados de diferentes maneras. De este modo, en relación con el mercado del Tesoro de EE.UU. esperamos que las rentabilidades aumenten gradualmente con el tiempo y, de hecho, ya hemos visto algunos movimientos en este sentido durante el último mes o dos meses. De este modo, como en el mercado de EE.UU. las rentabilidades de los bonos del gobierno irán en aumento, será más difícil obtener rentabilidades positivas. Por el contrario, en Europa, creo que la situación económica es más moderada, por lo que no creemos que haya ninguna razón por la que el BCE vaya a subir los tipos de interés. De hecho es más probable que aumente el impacto de su actual programa de compra de bonos, por lo que no creemos que realmente vaya a haber ningún impacto en los mercados en Europa debido a la subida de la Reserva Federal.

¿Cómo podría afectar para los países dependientes de Estados Unidos esta decisión?

Cuando la Reserva Federal comience a subir los tipos de interés, suponemos que los elevará gradualmente y probablemente en EE.UU. dará lugar a rentabilidades más altas en los bonos del estado, especialmente en el mercado a corto y medio plazo, es decir entre 2 y 10 años, por lo que esto hará que sea difícil obtener una rentabilidad positiva de esa parte del mercado. En cambio, en la zona euro y Reino Unido, las rentabilidades tienden a ser más moderadas. En la zona euro pensamos que las rentabilidades de los bonos del Estado van a mantenerse bastante bajas durante algún tiempo, así que no creemos que vayan a verse demasiado afectadas. En Reino Unido es muy posible que quieran elevar los tipos de interés el próximo año en algún momento, por lo que es probable que la rentabilidad de los bonos del Estado se sitúe en algún lugar entre la de EE.UU. y la zona euro. Japón tiende a moverse a su propio ritmo y creemos que en ese mercado la considerable compra de bonos por parte del Banco de Japón añadido a las condiciones económicas moderadas mantendrá una rentabilidad de los bonos muy baja.

¿Ve valor ahora mismo en la renta fija y por qué cree que este tipo de inversion es interesante con la rentabilidad tan baja que ofrece ahora mismo?

Bueno, creemos que los rendimientos del mercado de bonos del Estado van a seguir siendo bastante bajos, eso reflejaría el hecho de que o bien la rentabilidad es muy baja en la zona euro o bien es probable que aumente en el mercado estadounidense. Pero por el contrario, pensamos que hay valor en los mercados de crédito y, de hecho, hay valor en la mayoría de los créditos de menor calificación por lo que este sería el extremo inferior del grado de inversión o el extremo superior del mercado de alto rendimiento. Así que si se trata de bonos BBB y BB, tal como se conocen aquí, los bonos corporativos se venden con muy buenas primas en los mercados de bonos del Estado y creemos que esa parte del mercado también va a ser menos susceptible a los aumentos en la rentabilidad de los bonos del Estado. Así que en realidad, en este momento se están alcanzando unas rentabilidades muy buenas y pensamos que los inversores obtendrán una rentabilidad positiva de baja volatilidad de esa parte del mercado.

Muchos expertos dicen que estamos ante algo como una burbuja de la renta fija en este tipo de activos, ¿está de acuerdo con esta consideración?

Ha habido preocupación acerca de las burbujas en los mercados financieros porque de vez en cuando sí las hay. Pero lo que yo diría es que mientras que las rentabilidades de los bonos del Estado son bajas, los diferenciales de crédito, la prima que se obtiene de la inversión en deuda corporativa sobre la deuda pública, en realidad no es particularmente baja. Y, de hecho, son mucho más altas en EE.UU. de lo que eran cuando se elevaron los intereses la última vez, a mediados de 2004, así que no creemos que haya una burbuja en el lado corporativo, pero sin duda la rentabilidad de los bonos del Estado en este momento es bastante baja.

¿Invierte por region? ¿Qué tipos de países le gustan?

Tendemos a invertir por divisas. La mayor parte es en el sector empresarial y las grandes empresas globales. Éstas emitirán bonos en diferentes monedas, los cuales tienden a operar cerca de lo que está sucediendo en los mercados gubernamentales subyacentes. Así que tendemos a invertir en dólares, euros o libras esterlinas y también invertimos en mercados emergentes. Actualmente, vemos distintos niveles de interés en diferentes partes del mercado. En la zona del euro, mientras que las rentabilidades de los bonos del Estado son bajas, existen diferenciales muy atractivos para el mercado corporativo y las propias compañías tienen fundamentales muy estables en términos de flujo de caja y el apalancamiento no está aumentando. En cambio, en EE.UU., mientras que las empresas tienen diferenciales atractivos, sí vemos aumentos en la rentabilidad de los bonos del Estado y asimismo, las perspectivas para algunas partes del mercado de Estados Unidos se están volviendo negativas especialmente en el aspecto más cíclico, en áreas como la energía y materiales básicos. En los mercados emergentes vemos valor selectivo. Es evidente que hay muchas preocupaciones respecto a los mercados emergentes, pero también hay algunas economías a las que les va bien. Así que para aquellos que pueden seleccionar sus países, creemos que también hay oportunidades interesantes en los mercados emergentes.

¿También invierte en high yield?

Sí, también invertimos en high yield. Tendemos a invertir más en B y en doble B en lugar de en triple C, pero sí vemos mucho valor. Creemos que los inversores deben tener a su disposición una gran cantidad de análisis de crédito en esa área. Los fundamentales de las empresas pueden modificarse de manera muy destacada y obviamente el riesgo es mucho mayor, y por eso están en el segmento de alta rentabilidad del mercado. Pero pensamos que en este momento hay valor en el high yield en euros y en el global.

Usted invierte en bonos corporativos como ha dicho antes… ¿Qué sectores le gustan dentro de los bonos corporativos en la renta fija?

Nos gusta el sector financiero en Europa. Creemos que todavía hay valor allí. Vemos valor en muchas de las partes más defensivas del mercado en EE.UU. Somos un poco más cautelosos acerca del aspecto más cíclico, como la energía, materiales básicos y algunos bienes de capital – nos preocupan un poco más. En general, si nos fijamos en las economías de todo el mundo, a los sectores de servicios les está yendo muy bien, que tienden a contribuir 2/3- 3/4 a la economía. Por otra parte, en el sector manufacturero, que obtiene la mayor parte de los titulares, en realidad no le va muy bien pero podemos encontrar una gran cantidad de bonos corporativos que están más vinculados a la parte de servicios-comercio minorista en lugar de vinculados al capital. Así que preferimos el aspecto más ligado al consumo en lugar de la parte industrial.

¿Podría dar algunos nombres de compañías en las que están invertidos ahora mismo?

Es un poco difícil centrarse en nombres individuales, preferimos no hacerlo. Nosotros juntamos carteras muy diversificadas para nuestros clientes y eso significa que no hay demasiado énfasis en nombres concretos dentro de la cartera. Dicho esto, contamos con un equipo de más de 40 analistas de crédito que se dedican a nuestras carteras de renta fija, por lo que en varios casos llevamos a cabo análisis de crédito a nivel individual.