Si bien no es justo generalizar, el sector constructor es el más expuesto a un posible cambio político en España. Las consecuencias de las elecciones municipales podrían ser la antesala de las generales del mes de noviembre. 
 
Está meridianamente claro que un resultado electoral (en este caso, de las municipales) celebrado con seis meses de antelación podría anticipar las conclusiones de las siguientes. “El mercado está a la expectativa y hemos oído proyectos que se posponen”, nos decía Víctor Peiro, director de Análisis de Bekafinance, refiriéndose al resultado electoral del 24-M.

Es el caso, por ejemplo, de la paralización del conocido ‘Complejo Canalejas’ en plena Puerta del Sol de Madrid, cuya concesión tiene OHL. De momento, la compañía debe hacer frente a una paralización parcial de las obras debido a la ‘demolición de ciertos elementos arquitectónicos’, un hecho que ha comenzado a ser investigado por el nuevo Gobierno municipal.



Si nos centramos en las dos principales ciudades de España, las cinco mayores constructoras del país acumulan concesiones por valor de 5.483 millones de euros. Según información publicada por Expansión, ACS es la mayor concesionaria del Ayuntamiento de Madrid con 1.356 millones, mientras que FCC lo es de Barcelona, con contratos por valor de 927 millones de euros. “FCC es de las compañías con más exposición a Madrid y Barcelona y representan un 4%-5% de sus ingresos”, reconocía Peiro.

Ahora bien, ¿es para tanto el impacto que esperan los analistas? Si bien es cierto que podrían ver paralizados ciertos proyectos, el porcentaje que representan estas ciudades en sus balances es limitado –en algunos casos más que en otros-, lo que hace pensar que la repercusión más notable y esperada sea en su cotización, que podría verse lastrada en el corto plazo, según apuntan fuentes del mercado.

“No es lo mismo FCC, que tiene una vinculación importante con las Administraciones Públicas en España, que Sacyr o ACS, que su circulación es significativamente menor, aproximadamente un tercio de lo que puede tener FCC”, tal y como señala David Ardura, gestor de fondos de Gesconsult.



 Según los resultados presentados a cierre del primer trimestre del año, el 53,6% de los ingresos de FCC siguen proviniendo de España, fundamentalmente por temas relacionados con servicios medioambientales y gestión del agua. En otras compañías como es Sacyr, el 73% de su cifra de negocios es de carácter internacional; mientras que en el caso de OHL es un 19,5% el porcentaje de mercado que supuso España a cierre del primer trimestre del año.

Este porcentaje es similar al que representa para ACS la cifra de negocios en España donde recaudó 1.572 millones del total de 8.570 millones de euros que registró en ventas a cierre el primer trimestre del año. En el caso de Ferrovial esta cifra es algo más elevada puesto que supone el 28,1% de su cartera a cierre del primer trimestre, hasta los 6.625 millones de euros.

BRÓKERS IBEX 35



BRÓKERS
La balanza se decanta claramente en favor de tres de las cinco constructoras. De hecho, son de los valores con menor número de recomendaciones de venta del Ibex 35 empezando por ACS, sobre quien pesa un 56% de brókers favorables a su compra y otro 44% de analistas que apuestan por mantener el valor en cartera. ¿A cambio? Ninguna opinión que apoye deshacerse de la compañía.

Ferrovial y Sacyr alcanzan cerca del 80% del apoyo de las casas de análisis, en claro contraste con OHL y FCC, quienes acumulan a la mitad de los expertos en su contra.

En base a los Indicadores Técnicos de Estrategias de inversión, Ferrovial es quien presenta asimismo un mejor aspecto técnico, en base a una tendencia alcista de largo plazo que le acompaña. Desde el punto de vista fundamental, Eduardo Faus, analista de Renta 4, destaca cómo la compañía se ha visto fortalecida por la debilidad del euro en base, entre otras cosas, a las buenas expectativas para las autopistas en Estados Unidos, y por una caja neta que asciende a 1.583 millones de euros de cara a hacer “adquisiciones en países como Australia, Estados Unidos y Reino Unido”.

Ferrovial es la compañía más alcista del año, con un 22% de revalorización a pesar de la corrección, por delante de Sacyr que se anota un 18% en 2015. OHL (desde lo del viernes) podría antojarse como uno de los títulos más volátiles de su sector, con pérdidas del 11% en el año, y una tendencia bajista evidente. El siguiente nivel en su recuperación, dicen los expertos, son los 18 euros por acción.