COTIZACIÓN COMPARADA IBEX 35 vs IBERDROLA, VISCOFAN, ACS Y MAPFRE

Fuente: Yahoo Finance

No es de extrañar que viendo a Banco Santander y BBVA tomándose un respiro, el Ibex 35 haya descarrilado a finales de enero, pues nada le puede pedir al resto de blue chips que parecen haber entrado en un sueño eterno. De hecho, uno de ello, Iberdrola, ha sido de los más castigados en este inicio de año. La energética acumula caídas del 7,43% en su cotización, caída que le ha llevado a caminar cerca del soporte de los 3,98 euros. Sin embargo, José Luis García, analista de Dif Broker, tiene esperanzas en que el valor recupere, pues considera que esta zona goza de la suficiente robustez como para no dejar caer al valor por debajo: “ya vimos cómo la semana pasada, respetó este soporte, que coincide además con la línea de tendencia que trae desde finales de verano del año pasado”. Es por ello que considera que Iberdrola “es una buena compañía para formar una estructura de cartera a largo plazo, no sólo por su potencial de revalorización, sino por su alta rentabilidad por dividendo”. En cambio, para inversores que tienen un horizonte de inversión más cortoplacista les aconseja “esperar a ver si con la situación actual de las bolsas la compañía conserva tanto soporte, como línea de tendencia y entraríamos en el valor, con un objetivo de nuevo a resistencia de máximos de enero en los 4,27 euros”. (Ver: Iberdrola podría volver a ser la más afectada)

(pinchar sobre el gráfico para ampliar imagen)


Junto al mencionado blue chip, en la parte baja de la tabla también encontramos al más novato del Ibex: Viscofan. Cuando el Comité Asesor del selectivo (CAT) le comunicó que sería la acción que sustituiría a Gamesa en el Ibex 35 los inversores se frotaron las manos. El problema en esta acción es que se calentó mucho antes de entrar en el selectivo. Tradicionalmente los inversores exprimen estos valores descontando que ascenderán a primera división y, cuando llega el ascenso, como si se tratara de la Liga de Fútbol profesional (perdón, la Liga BBVA), los nuevos suelen ser los peores. Viscofan en este mes de estreno en el Ibex 35 ha confirmado la regla: se ha infravalorado un 6,37% hasta los 38,52 euros. Técnicamente, aún así, no debemos subestimarlo pues, la tendencia de largo plazo es indiscutiblemente alcista. El problema vendría si perdiera los 37,50-38 euros pues, según Roberto Moro, de Apta Negocios, “por debajo de este nivel, podríamos empezar a hablar de que va a buscar niveles de corrección proporcional. Mientras se coloque por encima de este nivel, se puede mantener en cartera, pero no se debe comprar”. De hecho, para cumplir con su precio objetivo según FactSet (39,64 euros) sólo le quedaría poco más de un 3% de recorrido al alza. (Ver: En las tripas de Viscofan)



Y, como los bancos se han salvado del castigo de los inversores en enero, no nos puede extrañar que alguna constructora se haya llevado los palos, por eso de ser los sectores que más han sufrido en los últimos años en nuestro país. Esta vez le ha tocado a ACS que, además, está en el punto de mira de los bajistas. A los especuladores no les sirve que la acción haya perdido un 9,34% en el mes, creen que podría descarrilar aún más, al menos ésa parece ser la consideración de Amber Capital UK, entidad que tomó casi un 1% de su capital en posiciones cortas hace tan sólo 3 días. En total, un 1,49% del capital de ACS está en manos de inversores dispuestos a tirar el precio. De hecho, desde Ahorro Corporación consideran que la constructora de Florentino Pérez es uno de los valores que podría verse más afectado por el flamante levantamiento de la prohibición de cortos. Pero no sólo las amenazas de las posiciones cortas latentes hacen pensar en mayores correcciones a corto plazo, sino también el aspecto técnico pues actualmente cotiza en zona de soportes. “En el corto plazo puede protagonizar movimientos correctivos con objetivo en la tendencia bajista en la que lleva inmersa desde julio de 2012. Ahora, los precios se meten en un momento clave, la pérdida de esta tendencial (verde) supondría que su próximo objetivo fueran los 15,40 euros”, avisa Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse. Pero, como lo último que se pierde es la esperanza, de no perder el soporte de los 17,50 euros “podíamos apostar por subidas hasta los 21,50 euros, incluso la zona de 23,40-24,20 con stop en 17,50 euros”, dice Ana Rafels, asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI. No obstante, hay que tener en cuenta que el precio objetivo que contempla el consenso recogido por FactSet se sitúa en 18,84 euros, un 6,62% por debajo del nivel en el que cerró enero. (Ver: ACS, lastrada en bolsa por su batalla con Iberdrola, sólo le queda esperar)



El ejemplo claro de un ‘quiero, pero no puedo’ es lo que le está sucediendo a Mapfre. Desde que comenzara el año los inversores le han propinado un soberano castigo del 9,12% en su cotización, para contrarrestar el subidón técnico que experimentó desde julio. Ahora Roberto Moro considera “que está experimentando una corrección lógica tratándose del sector financiero por la que podría ir a buscar los 2,08 euros después, además, de perder ayer el importante soporte que tenía en 2,30 euros”. Por otro lado, esta caída, que ayuda a descargar la sobrecompra acumulada, no ha estado justificada por los fundamentales y la caída de la prima de riesgo de las últimas semanas. Por ejemplo, la cartera de deuda de Mapfre se halla engordada por las notas soberanas españolas. Posee más de 9.200 millones de deuda pública de nuestro país, un hecho que hace meses le valió la rebaja de calificación al borde del ‘bono basura’ y al mismo nivel que el reino de España. Sin embargo, el pasado día 21 la agencia de calificación Fitch decidía mantener la calificación crediticia de Mapfre en el nivel de aprobado bajo (BBB-), a un escalón del grado especulativo o "bono basura", mejorando, eso sí, su perspectiva de "negativa" a "estable". La agencia valora que "Mapfre sería ahora más capaz de resistir el empeoramiento de la situación económica española". (Ver: “Mapfre, bajo la amenaza de los bonos”) 



Lo peor, para el final. La grandísima perdedora de este inicio de año ha sido Abengoa ‘B’ –no nos olvidemos del apellido-. Su mar de lágrimas se inició con la ampliación de capital allá por octubre. Desde entonces ha caído un 23%, del que un 19% corresponde sólo a lo perdido en el mes de enero. Claramente es uno de los títulos más débiles del Ibex 35 en el medio plazo. David Galán, director de renta variable de Bolsa General, además, nos recuerda que “sufrió con mayor gravedad que la mayoría de valores el comienzo de la crisis, cuando emprendió una caída desde los 7 euros hasta niveles de prácticamente 1,60 euros. A partir de marzo de 2009 intentó rebotar, pero en todos los intentos de rebote el título fracasa y choca con la importantísima resistencia de medio y largo plazo situada entre 4.55-4,65 euros. Esto nos lleva a pensar que sólo con la superación de los 4,65 euros podríamos pensar que el título ha pasado lo peor para comenzar una tendencia alcista” pero, ¿alguien se cree que Abengoa B puede subir un 132% con el currículum que tiene a sus espaldas? Actualmente cotiza en niveles psicológicos de soporte de los 2 euros, en medio del enorme rango lateral entre niveles de 1,70 y 4,65 euros en el que se mueve, pero su soporte técnico se halla algo más abajo, en los 1,93 euros, nivel que el experto considera que irá, irremediablemente, a visitar y, “de perder también este nivel, iría a visitar el soporte de los 1,70 euros”. (Ver: Telefónica , Abengoa, Mapfre y Repsol entre las acciones más baratas del Ibex 35)

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información