En un entorno en el que poco son los que se atreven a mirar – menos invertir – en bancos al calor de unos márgenes destrozados por la política de tipos cero del BCE, hay quien deja de mirar al ROE para centrarse en otras variables. Esas que para José Ramón Iturriaga, gestor de Okavango Delta y Kalahari Alpha (Abante) sirven para considerar que hay bancos españoles en los que todavía queda valor.  Sí, también en los dos grandes.
 

En septiembre alguien apretó el botón de sell off y, desde entonces, las caídas en los índices han sido discriminadas. Con muchos factores justificando estas caídas – China, petróleo, Brexit o emergentes – lo cierto es que ninguna ha supuesto el fin del mundo. Ni siquiera la incertidumbre política en nuestro país es un motivo que haga salir corriendo del mercado a  José Ramón Iturriaga, gestor en Abante del Okavango Delta y el Kalahari Alpha.

El motivo es claro: sigue habiendo valor en el mercado español.  “Los mercados en los últimos meses se han movido a golpe de titular y deben volver a mirar a los fundamentales.  Siempre habrá que lidiar huesos como el Brexit o la posible victoria de Trump pero hay valores con descuentos que realmente no están justificados”, reconoce el único gestor de la bolsa española reconocido con la AAA de Citiwire.

Rentabilidad Okavango Delta desde 2008


1. LA TENDENCIA A UNA MAYOR RENTABILIDAD 

Algunos de ellos son los bancos. Si bien es cierto que los márgenes financieros están deprimidos “lo que más me gusta es que el tipo al que se contratan las hipotecas o se concede al crédito a pymes… es 4-5 veces mayor de cómo lo tienen contemplado en balance. Esta es la clave para ver en qué niveles de rentabilidad se moverán los bancos”. Al final, el negocio de la banca se basa en el diferencial entre el precio que paga por el dinero que recibe y el que cobra cuando lo presta. “Los diferenciales a los que contratan las entidades de crédito son muy superiores a la media de los últimos años y han ganado en estabilidad”.  Con lo que es lógico que siga incrementándose, lo que se traduce en rentabilidades mayores.

2. NO HAY DUDAS DE SOLVENCIA. LOS “MUERTOS” YA ESTÁN IDENTIFICADOS

Por otro lado, las dudas sobre la solvencia de la banca se han despejado. “Ya no hay muertos en el armario, salvo a aquellos a los que todos tenemos identificados (Banco Popular, confirma) y que se mantienen en vigilancia del BCE.  Este gestor opta por dejar de lado los ROEs – retorno sobre acciones – de las entidades y fijarse en hacia dónde tenderán.  “Los bancos malos podrán ofrecer una rentabilidad del 12-13% en tanto que los buenos llegarán al 15%”.

A lo que hay que añadir la última vuelta del proceso de reestructuración de la banca: las operaciones corporativas. Iturriaga tiene claro que BBVA y Santander incrementarán su presencia en España – aunque no quieran – y son entidades que están cotizando a 0,7 veces su valor en libros de media. Por otro lado, sabemos que las antiguas cajas tendrán que convertirse en cotizadas, Bankia y BMN podrían ser candidatas a ser compradas, depende de cómo lo articule el FROB, y hay algunas de estas entidades que por valoración pueden ser objetivo. 

3. DIGITALIZACIÓN: AMAZON NO DEBERÍA SER LA  COMPETENCIA

Este experto no ve una amenaza en la digitalización de la banca. “Es un tema que va a más pero soy de la opinión de que  para la banca simplemente cambia la forma de relacionarse con el cliente no el modelo de la entidad. No creo que tengan que competir con Amazon ni que Google vaya a hacer banca, simplemente comprarán un banco (como una filial) para poder competir en ese segmento, tendrán que gestionar una filial pero no llevar un banco.  (Ver: Banca Tradicional vs Fintech)

Cartera Okavango Delta y Spanish Opportunities
Cartera Okavango Delta


4. INMOBILIARIAS: MERLIN Y COLONIAL

El otro segmento en el que Iturriaga ha encontrado valor es en el inmobiliario español “el más atractivo de Europa, en el que se ha visto mejora en todos los ratios – ocupación, incremento de yields, subida de las rentas – pero todavía por detrás de otros países”.  Y además con un incentivo: las mejores inmobiliarias, aquellas que tienen los mejores activos, son cotizadas.  (Ver: Socimis, configurando el nuevo mapa inmobiliario español)

Este experto ve en Merlin Properties y Colonial mayor valor respecto al resto porque son las que tienen la rentas más altas, en zonas prime, y por tanto las que primero experimentan una mayor recuperación en precios.  Merlin cuenta con un yield de la cartera inferior al 6% y paga una rentabilidad a ventas ventas actuales del 5% “con lo que está cotizando por debajo del valor de tasación del año pasado (valor que será inferior al de este año)”.

Ambas compañías se han especializado en activos de más calidad mientras que otras, como Lar, se han especializado en Centros Comerciales, cuyas ventas dependen de las ventas de las compañías que tiene por debajo.
  
5. ESTAR INVERTIDO AL 100% ES LA MEJOR FORMA DE CAPTURAR TODA LA REVALORIZACIÓN

Preguntado por la gestión de la liquidez en cartera a lo largo de estos últimos meses, el gestor de Okavango Delta reconoce estar “al 100% invertido.  Cuando pase algún evento, que pasará, seguramente me pillará expuesto al 100% pues es la única forma de participar al 100% de la revalorización de la bolsa a largo plazo”. Porque a largo plazo, tal y como exponía este mismo gestor en su última carta mensual, “la renta variable constituye la mejor forma de participar del crecimiento del mundo y la volatilidad de los mercados representa el peaje a pagar por ello”.  

Te interesa leer:  Los mayores errores en bolsa de los fondos más populares