Viendo la evolución que tiene el Ibex35 frente al índice de las médium y small caps, sorprende que dentro de estos últimos índices haya valores que superen en rentabilidad a los grandes. Además, con diferencia. Aperam, Renta Corporación y Colonial, consiguen revalorizaciones en el año que doblan a las mejores del selectivo nacional. ¿Suficiente para invertir en ellas?

Son compañías que tienen la mitad de capitalización que aquellas que cotizan en el selectivo nacional – el Ibex35 – y sin embargo, no tienen que envidiar en cuanto a capitalización bursátil. Valores que han vivido sus últimos años recluídos de las carteras – por su vinculación al sector inmobiliario, principalmente – pero que podrían volver a primera plana. Más cuando hay datos que estiman que 2014 podría cerrar con el precio de la vivienda sin apenas bajar, según sea el crecimiento económico y el empleo. Y es que, desde los niveles que alcanzó en el último trimestre de 2007, es la primera vez que el ajuste acumulado del nivel medio de precios en España supera el 40% en el conjunto de un trimestre. En concreto, el 40.3%, según Tinsa.

Quizás por estas perspectivas cada vez son más las gestoras de fondos y Sicavs que empiezan a mirar con otros ojos al sector inmobiliario. ¿Y los accionistas? También. Que se lo digan a Renta Corporación que, después de una suspensión de más de año y medio – concretamente desde el 19 de marzo de 2013 – ha regresado al parqué con una subida de más del 90%. Declarada en concurso de acreedores entonces, la compañía ha conseguido lograr un acuerdo para el pago de su deuda con sus acreedores. Una situación de la que la CNMV ha advertido de algunos de los “riesgos” que podrían correr los inversores “como son los relativos al cumplimiento del convenio de acreedores, los vinculados con el negocio de la sociedad y sector inmobiliario y la capacidad de la empresa para conseguir liquidez en términos favorables”.

Unas dudas que algo se diluyen si se piensa que la Sareb entrará en el capital de la compañía en virtud de la decisión de canjear deuda por acciones de la inmobiliaria. Una decisión que se une a la tomada por ING – 3% de la empresa- Banco Popular – otro 3%- y Banco Caixa Geral que ostenta el 2% del capital. Una entrada que ha supuesto la dilución tanto del presidente como del consejero delegado.

Desde un punto de vista técnico, Renta Corporación ni de lejos pasa por sus mejores momentos. Atrás quedan los 40 euros en los que cotizaban en 2013. Actualmente cotiza en los 1.07 euros y el consenso de mercado dibuja su precio por debajo de los 40 céntimos por acción. Los expertos reconocen que todavía son pocas sesiones para valorar su regreso al parqué. “Vigilaría la pérdida de 1 euros como zona de referencia soporte-stop. No recomendamos estar en este tipo de chicharros con poca liquidez”, explica Miguel Méndez, de Big Deal Capital.

Gráfico Renta corporacion


Sin salir del sector, otro de los valores que más posiciones gana en lo que llevamos de ejercicio es Colonial. Mucho hemos hablado a lo largo de los últimos años en Estrategias de inversión sobre la compañía y los planes de reestructuración que ha tenido que llevar a cabo para conseguir sobrevivir a la situación inmobiliaria por la que ha atravesado el mercado español. Con una deuda de más de 8000 millones en 2007- y con activos que cuyo valor estaba por los suelos – la estrategia del entonces presidente, Luis Portillo, pasaba por virar el negocio del alquiler de oficinas a promover suelo y a entrar en el mercado residencial y de centros comerciales. Todo a base de unas deudas que llegaron a suponer el 84% de los activos. Actualmente, la deuda del grupo está ligeramente por encima de los 1.000 millones de euros e incluso con beneficio positivo de xxxx en el tercer trimestre del año. Cifras que se han conseguido con la vuelta de la inmobiliaria a su negocio de raíz: el alquiler de oficinas.

La transferencia de sus activos tóxicos de suelo y promoción residencial a Asentia – una especie de banco malo de la inmobiliaria- le permitió lanzar al mercado el mensaje de que la cartera de activos estaba saneada y especializada en oficinas. Previo pago de unas pérdidas de más de 1.000 millones y 547 en 2012 y 2013, respectivamente.

Pero ¿supone este cambio de modelo un incentivo para invertir en la compañía? “Sus activos actualmente están saneados y tiene un cash de 0,43€ por acción, lo que le da solvencia, dado que su deuda se ha saneado y como parece, la economía se está levemente recuperando”, explica Gisela Turazzini, cofundadora de BlackBird. Nuestra valoración de sus activos, esta un 100% por encima del precio de cotización (…) y la idea es mantenerla a largo plazo, mientras no observemos complicaciones serias en el ciclo económico. A más corto plazo, Antonio Castillo, de Capital bolsa reconoce que se encuentra en un canal bajista de corto plazo iniciado en los máximos de abril de 2014. “La superación del techo de dicho canal – en 0.57 euros- abriría las puertas a una recuperación en primer lugar de los 0.68-0.70 euros. Soporte en los 0.48-0.50 euros”.

Aperam también puede presumir de llevar acumulada en el año una rentabilidad importante. En concreto, más del 60% de revalorización que lleva a sus títulos hasta los 22 euros. Les informábamos recientemente que la compañía. Es de esas de las que poca gente habla. Los expertos de Credit Suisse recomendaban el pasado mes de septiembre sobreponderar sus títulos con un objetivo en 32 euros, lo que supone cerca de un 70% desde los precios actuales.  Y no son los únicos. 

La agresiva reestructuración implementada por la dirección de la compañía ha obtenido resultados: el Ebitda del primer semestre del año se colocó muy por encima de las expectativas - +29% y +12% respecto al consenso de Bloomberg, respectivamente - una mayor carga de trabajo por la reducción del número de instalaciones y una reducción de la deuda, con la optimización del capital del trabajo.  Un plan- vía recorte de costes y cadena de suministro- que le ha permitido beneficiarse de una significativa expansión de los márgenes en un entorno de relativa estabilidad en los precios.  Porque no hay que olvidar la fuerte correlación que tiene la compañía con los precios del Níckel, lo que haría elevar "nuestro precio precio objetivo de una forma más rápida si la demanda de Níquel sufre un déficit, tal y como prevé el equipo del JPM Global Commodity", explica JP Morgan Cazenove en su último análisis de la compañía.

Aperam vs Peers


Los expertos de JP Morgan establecen un objetivo de 32 euros para la compañía con un ratio EV/Ebitda de 7,5 veces, que representa un múltiplo histórico para la compañía de 6,5x.

Miguel Méndez, de Big Deal Capital
reconoce que el valor desde el punto de vista técnico presenta una resistencia (antiguo soporte) en 23,00 euros que cuya superación sería esencial para poder asistir a un desplazamiento del precio que pudiera llevar a Aperam hasta niveles cercanos a la gran resistencia en 26 euros donde vemos una formación de doble techo. Es preciso vigilar como soportes de referencia los 20,90 y los 19,80 euros.


Aperam gráfico


No nos atrae demasiado el aspecto técnico ya que existe una pauta de agotamiento con doble techo que se confirmaría con la perdida de los 18,80 euros. Solamente si rompiese 23,20 podríamos entrar en el valor en posición larga con objetivos en 26 euros. Mientras tanto mejor esperar.