Pasado el primer semestre algunos fondos ya han destacado como los “avanzados de la clase”, con porcentajes de revalorización superiores al 20% y 30%. Curiosamente, ninguno de ellos está referenciado en exclusiva al activo que, supuestamente, iba a ser la estrella este 2014, la renta variable europea. Estos son los mejores fondos y las claves de su buen hacer.

Auriga Investors Montserrat Global Fund

Tanto en su versión A como la B, el Auriga Investors Montserrat Global Fund es el fondo más rentable de lo que llevamos de año. Su yield acumulado supera el 36% en el caso de la tipología A y roza un sorprendente 40% en la B.
Su rentabilidad también supera a la media de su categoría de fondos long/short, como lo viene haciendo en años anteriores, donde ha llegado a reportar hasta un 42% de beneficios en su mejor año, el 2012.

auriga monserrat a
 
AURIGA MONTSERRAT B

Fuente: Morningstar

Belén San José, miembro del Comité de Estrategia de Profim EAFI, comenta que “se intuye que están apalancados en determinadas cosas. Hay muy poca información sobre este fondo, pero sí parece que tiene un sesgo hacia farma y biotecnología”.

Desde la casa Auriga detallan que “el objetivo de Montserrat Global Fund es obtener rendimiento del capital, invirtiendo tanto en posiciones cortas como largas en compañías especialmente seleccionadas del sector farmacéutico, basándonos en el análisis fundamental y apoyado por una extensa red de contactos clínicos y especialistas en la industria”.

Hay que tener en cuenta que este fondo invierte en valores de renta variable de forma global y, además, está denominado en dólares, por lo que los inversores españoles pueden estar asumiendo incluso un doble riesgo cambiario.


Stabilitas Gold+Resourcen

Curiosamente el fondo con medalla de plata está referenciado a las compañías mineras de oro y otros metales preciosos, el Stabilitas Gold+Resourcen. Acumula en lo que llevamos de 2014 una revalorización del 30,6%, prácticamente duplicando a la media de los fondos de su categoría y por encima de su Benchmark. Con esta rentabilidad tan amplia parece que el fondo vuelve a revivir, puesto que los últimos cuatro años los había cerrado con minusvalías rentables y, en el caso del 2013, las minusvalías negativas ascendieron al -58,3%.

stabilitas gold

Fuente: Morningstar

Su cartera está compuesta por acciones de compañías globales, pero especialmente de países desarrollados, como Canadá, Australia y Asia desarrollada. Destacan sus posiciones en Silver Wheaton Corporation, G-Resources Group Ltd. o Iamgold Corp. En esta última han incrementado posiciones recientemente en contraposición con las anteriores.

Sin embargo, ¿es seguro invertir en acciones de empresas ligadas a las materias primas?, Belén San José tiene sus reservas, pues “las materias primas están muy ligadas al crecimiento mundial y vemos cómo países como China, gran consumidor, se ralentizan. Además, si la crisis ucraniana empeorara, el oro podría experimentar subidas. En este escenario, los ETFs y fondos de inversión de materias primas nonos parecen una buena oportunidad de inversión, a menos que sea algo residual en una cartera para diversificar”, indica Belén San José.

Aunque este fondo está denominado en euros, el inversor debe tener en cuenta que la gran mayoría de las posiciones están en otras divisas.


Fidelity Funds - Indonesia Fund

Con medalla de bronce (del mismo metal que la estrella que le concede Morningstar) tenemos al Fidelity Funds - Indonesia Fund. En poco más de 3 meses este fondo ha logrado prácticamente reponerse de las minusvalías que acumuló en 2013. Acumula una revalorización del 23,8%, mientras que el pasado ejercicio lo cerró con un yield negativo del -24,6%. La rentabilidad que gana ya bate y por mucho a la media de su categoría (2,2%) y a la de su índice de referencia, el MSCI Indonesia NR USD (2,6%).

fidelity indonesia

Fuente: Morningstar

Este fondo logra este sobresaliente resultado invirtiendo en empresas indonesas, tanto cotizadas en la bolsa, como no cotizadas. Celine Guiffard, analista de fondos de Selfbank, explica que, al tener empresas no cotizadas “no cuentan con la valoración de la empresa a diario, mientras que el fondo sí da valor liquidativo diario. En cambio, da un ajuste periódico de la empresa y luego lo ajusta a final de periodo. Esto implica un riesgo de liquidez”. Además, la experta recuerda que Indonesia es un país proclive a las turbulencias geopolíticas e internas debido a la alta población musulmana y la inestabilidad política, por lo que estamos asumiendo otro riesgo: “si pasa algo en Indonesia se suspendería el valor liquidativo diario del fondo”.

Hay que tener en cuenta que el Fidelity Funds - Indonesia Fund se centra exclusivamente en un país, es muy reductivo, lo que significa incremento de riesgo por falta de diversificación. Aún así, Guiffard considera que “puede ser un fondo interesante para perfiles agresivos, pues los mercados de la zona de Asia Pacífico, incluido el indonesio, tienen buenas perspectivas, aunque preferiríamos algo más global, como el Global Emerging Markets Fund también de la casa Fidelity, que aporta menos rentabilidad, pero más diversificación”.

El fondo está denominado en dólares, por lo que el inversor español está sumiendo un doble riesgo cambiario (rupia indonesa a dólar, dólar a euro). El fondo no se cubre, por lo que al final estamos invirtiendo en valores que están en moneda local, aunque se compran en divisa dólar. Por ello, para un inversor conservador la experta de Selfbank aconseja “cubrir la divisa”.