La tecnología ha sido uno de los sectores marcados con la varita de éxito este año y podría serlo también el año que viene, en opinión de algunas firmas de inversión.

Una de la que lo creen así es Credit Suisse, que acaba de publicar una nota en la que habla de qué acciones del sector podrían ir mejor y cuáles podrían ir peor. Por eso la estrategia que ofrecen es la de hacer trading de pares, es decir, apostar en largo por unas empresas y al mismo tiempo ponerse cortos, o apostar porque caerán otras compañías.

Los expertos de la firma tienen muy mala perspectiva sobre IBM, todo lo contrario de lo que ocurre con otras dos: EMC y HP.

En opinión de los analistas, EMC cotiza con descuento con respecto a algunos competidores como Cisco Systems, a pesar de tener un mejor beneficio por acción y ventas por acción que el gigante de los microprocesadores.

Hay que estar muy atentos con el valor después de que uno de los principales activistas de Estados Unidos, Paul Singer de Elliott Management haya anunciado la compra de acciones de la compañía valoradas en 1.000 millones de dólares. Con esta presencia en su accionariado podríamos esperar cualquier cosa después de cualquier petición como un spinoff de alguno de sus negocios.

Los analistas de la firma le dan un precio objetivo de 32 dólares por acción, cerca de los 30 con los que cotiza ahora mismo.

En el caso de Hewlett Packard hablamos también de una acción que gusta a estos analistas. En su opinión cotiza muy barata si se analizan algunas métricas con respecto al sector. Además, ahora mismo está valorada a 10,5 veces beneficios para este año, por debajo de la media del sector. La empresa, además, ha anunciado hace pocas semanas un split en dos negocios, algo que han alabado la mayor de las firmas de Wall Street. Por otro lado, son muchos los expertos que creen que estamos a las puertas de una recuperación del mercado de los PC’s y ordenadores personales, algo que también podría venir bien a las cuentas de la empresa.

Los analistas de la firma le dan un precio objetivo de 45 dólares, frente a los poco más de 37 a los que cotiza.

Por último, la empresa a vender, es IBM. Es la compañía en la que habrá que colocarse cortos en la misma proporción que largos de cualquiera de las otras dos compañías.

A pesar de que la compañía cae un 20% desde principios de año, los analistas de Credit Suisse consideran que cotiza cara, y eso que lo hace con un descuento de más de un 30% frente al S&P 500.

En opinión de esta firma, la mayor parte de cashflow que genera la empresa se va a pagar costes de reestructuración y otros gastos. Los analistas le dan una recomendación de infraponderar con un precio de 125 dólares, muy por debajo de los 161 a los que cotiza en estos momentos.

IBM y comparables


Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.