Más de un 68% del Ibex35 tiene potencial de subida si tenemos en cuenta el precio que estima el consenso. Sin embargo, de éstos, tan sólo el 5% tiene un recorrido de doble dígito. IAG y OHL podrían formar parte de una cartera en la que se vendiera lo que más ha corrido, Gamesa y Popular. Pero ¿por qué no quedarnos con todos? 

La volatilidad que ha experimentado el selectivo español en lo que llevamos de mes ha provocado que la mayoría de índices hayan dejado de estar en terreno positivo y cotizan en números rojos. Muchos miran de reojo el sell in may - o lo que es lo mismo, quedarse en liquidez hasta septiembre, por eso de que el volumen de negociación se reduce en los meses estivales – pero hay otros que son partidarios de seguir invertidos en renta variable: primero, por precios y además porque, a largo plazo el potencial sigue siendo amplio.

Si nos centramos en el Ibex35, Víctor Peiro, director de análisis de Beka finance reconoce que aunque el selectivo está caro por valoración “si se cumple el crecimiento de beneficios estimado para este año y el siguientes (del 15-16%) podríamos ver al índice subir hasta los 12.500 puntos”. (Ver: Tras los resultados invertiría en Iberdrola, Almirall o Meliá). Este experto aboga por tener la cartera invertida al 50% - en valores con potencial - y el resto, reservarlo por si hubiera oportunidades.

A día de hoy, el 68% de las compañías del Ibex35 presenta potencial, según el precio objetivo del consenso del mercado. Aunque de ese porcentaje, tan sólo el 5% tiene posibilidad de subida de doble dígito. Es decir, dos compañías: IAG y OHL.

Si tuviéramos que incorporar ambas compañías a cartera ¿es buen momento? Depende. Esta misma semana les contábamos que IAG era uno de los valores que acumulaba seis meses en subida libre gracias a un entorno favorable tanto por la parte del petróleo y combustibles como por la rebaja en los costes de financiación gracias al QE. (Ver: Valores caros, injustificablemente caros y olvidados). Sin embargo, la aerolínea tiene un PER que está por debajo de la media del sector.
Consenso brokers sobre IAG. En azul, variación precio objetivo en escala derecha. 

IAG objetivo


A eso se añade el técnico. Sara Carbonell, responsable de fidelización de clientes de CMC Markets reconoce que el nivel de los 7.987 euros será el que defina la vuelta a la tendencia de largo plazo. Aunque, si se ve claro, puede que estemos ante un buen momento para aprovechar los precios bajos. ¿Con qué objetivo? El consenso estima que podría ver los 8,83 euros en un plazo de doce meses.

Un potencial que se amplía si hablamos de OHL. La constructora podría subir hasta un 25% si se cumplen los pronósticos de las casas de análisis, hasta los 22.14 euros. La compañía está cotizando en sus mínimos anuales. “El pasado viernes rebotaron justo en el soporte situado en el entorno de los 18 euros, nivel que no se ha perforado a la baja desde 2012 con lo que tiene sentido entrar a estos precios, siempre que deshaga la posición si cierra por debajo de los 18 euros”, dice David Pina, analista independiente. Por otra parte, Gisela Turazzini, cofundadora de BlackBird dice que la constructora es una de las ideas en acumulación pues “está preparando el salto a la zona de 21 euros. Si supera este nivel, lo lógico será ver los 25 euros y, si los vemos, volverá a máximos”.

Consenso brokers sobre OHL. En azul, variación precio objetivo en escala derecha
OHL


Previsiones que se completan con unos múltiplos en línea con sus comparables pero con el añadido de que tiene activos ocultos en su participación sobre Abertis, que valen más que su capitalización. “Este argumento es suficiente como para entender que la compañía está barata pues, al fin y al cabo, si captamos 3 .000 millones de euros y le lanzamos una OPA podríamos pagarla vendiendo activos, lo que significa que OHL en bolsa cotiza gratis”, reconoce Turazzini.

Gamesa y Popular, se han pasado de frenada...aunque todavía tienen recorrido

Como antes de comprar hay que vender, miramos hacia aquellos valores que han corrido demasiado y cuyos precios quedan bastante por debajo del objetivo que les otorga el consenso del mercado. Gamesa y Banco Popular son los dos valores que más se han pasado de frenada frente al objetivo marcado, con un diferencial de más del 10%.

No hay mucho que decir si se piensa que el fabricante de aerogeneradores supera el 77% de revalorización en lo que llevamos de ejercicio. Isidro Fornells, director de ATEFIB reconocía esta misma semana que la señala alcista se activó al romper los 13.31 euros mientras que la ruptura de los 13.21 euros hacia abajo “activará las estrategias bajista. Una operativa que protegeremos con un stop en 15.55 euros y buscaría objetivo de 12.76 euros”. (Ver: Análisis semanal sobre Gamesa, Mapfre y Telefónica)

Consenso brokers sobre Gamesa. En azul, variación precio objetivo en escala derecha
Gamesa Precio objetivo


Hay expertos que resaltan el crecimiento de las ventas y la cartera de pedidos. A nivel operativo, el Ebit subió un 179% con una demanda de turbinas de viento que ha sido extraordinaria en el primer trimestre. Eso sí, para Carax Alphavalue es vender a los niveles actuales. Es difícil encontrar una opinión bajista sobre Gamesa en estos momentos. Todo depende si hacemos caso al mercado u optamos por usar la opinión contraria como incentivo de inversión.

Banco Popular sube en lo que llevamos de año más del 16% aunque, según el consenso de analistas, el valor debería cotizar un 11% por debajo, en los 4.31 euros. Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión reconoce que el precio comienza a consolidar por encima de la anterior resistencia situada en 4,79 euros. Movimiento que incorpora movimiento positivo a corto plazo, confirma ruptura de directriz bajista que parte mínimos de 2014 y afianza el reciente cruce al alza de las medias móviles de largo plazo”.  (Ver: Consultorio premium

Consenso brokers sobre Banco Popular. En azul, variación precio objetivo en escala derecha
Brokers sobre Banco Popular


Aun así, el valor está en cambio de tendencia principal y “sólo fallaría en caso de pérdida de 4.30 euros”. Ese es su stop. “Necesita superación de resistencias para ir confirmando, algo que consideramos irá ocurriendo dentro del proceso actual, mientras los mínimos crecientes se mantengan”.