Álvaro Blasco,  director de ATL Capital, analiza la actualidad del mercado europeo y español. 

¿Este movimiento de hoy en el Ibex 35 responde a una simple recogida de beneficios o también está afectando la incertidumbre terrorista?
Llevamos semanas moviéndonos en un mismo rango y ahora está afectando algo el tema del terrorismo, pero no es el motivo de la corrección. Los mercados a lo que están esperando es a lo que anuncie el BCE. Entre tanto, no perdemos los 9.900 puntos, ni logramos superar los 10.400 con claridad. Este rango va a continuar mientras no sepamos lo que va a decidir el BCE.

Se dice que los actos terroristas y el aumento de la incertidumbre podrían enfriar el crecimiento europeo. ¿Cree que puede ser así y que el BCE se verá obligado a reaccionar con más madera?
Siempre es un motivo que puede tener en cuenta, pero no creo que sea por lo que se mueva. El BCE adoptará medidas en función de que, pese a su programa QE, la economía europea sigue con crecimientos débiles. Si miramos hacia atrás, hemos vivido otra serie de atentados muy importantes en los últimos 10 años y, normalmente, ninguno ha influido en el corto/medio plazo. Esta vez no creemos que sea diferente.

Sí es cierto que Francia dedicará una partida mayor a defensa, que hará que se tambaleen algo sus cifras y su compromiso para el ejercicio, aunque no creo que económicamente sea una preocupación para las autoridades francesas, ni para el BCE.

¿Como inversores particulares, deberíamos dejar de lado valores que pueden verse penalizados por esta situación, como valores con exposición a Francia, valores propiamente galos o compañías del sector turístico?
Para nada tiene que incidir en nuestras decisiones de inversión lo que ha ocurrido. Hay que centrarse en los fundamentales de las compañías y, en este caso, las compañías francesas son en su mayoría, compañías globales que no tienen que temer la marcha de sus ventas en próximos meses. No hay que evitar los valores franceses.

En cuanto a sectores, sí es cierto que deberíamos tener un cierto cuidado con invertir en aerolíneas y touroperadores que se pueden ver afectados. Si se produce la corrección dentro de estos valores, serán muy atractivos para comprar, pues el mundo poco a poco vuelve a la normalidad y se va consumiendo más.

El EURUSD roza los mínimos anuales (1,049$) y el dollar index marca máximos de siete meses ante las expectativas de que la Fed anuncie subida de tipos. De hecho, ayer, tuvimos un dato de IPC y la inflación subyacente de EEUU acercándose a su objetivo del 2%. ¿Cuánto más puede caer este par de divisas?
A comienzos de año tocamos el 1,04 cuando parecía inminente que se fueran a subir tipos. Ahora yo creo que llegaremos a tocar ese nivel y es muy probable que veamos la paridad, pero hay que reconocer que EEUU no se encuentra cómodo con esta situación, por lo que podría intentar mantener el dólar algo más débil. Estaremos cerca de la paridad si la Fed sube tipos en diciembre, pero no sé si será posible mantener esta situación. Además, la liquidez no remunerada en otros mercados, deberá fluir poco a poco hacia EEUU donde sí va a haber rentabilidad.

FCC pierde un 10% en una semana. Recordemos que, tras la venta esta semana de Cemusa a JCDecaux ha cumplido con su programa de desinversiones de 2.200 millones. También Cementos Portland ha caído con fuerza estos días. ¿Cree que está para entrar?
Seguiría siendo prudente, pero quizás se pueda entrar con algo de dinero. FCC lo está haciendo bien y está cumpliendo con las premisas que se le habían pedido. Pero creo que ahora se está descontando que va a ser necesaria una nueva ampliación de capital porque todas las medidas que se han tomado no han enderezado las consideraciones de los analistas.

¿Dos compañías europeas que puedan funcionar bien en los próximos meses/medio plazo?
En los últimos días hemos entrado en Sanofi y en BASF, ya que están en sectores que van a funcionar bien, han corregido sus precios y ahora van a coger la senda alcista, son valores hacia los que se está destinado gran parte del ahorro de los inversores conservadores, las rentabilidades por dividendo son atractivas y tienen proyecciones atractivas de beneficios para los próximos 12 meses.