En lo que va de año el petróleo ha perdido más de un 20% arrastrado tanto por la caída de la demanda, como por el aumento de la producción en Estados Unidos.

De hecho, la Agencia Internacional de Energía predice que 2014 generará la menor demanda de petróleo desde 2009. En concreto, se espera una demanda de 650.000 barriles al día, 250.000 menos que la previsión anterior.

En un movimiento totalmente bajista, el resultado es que a día de hoy, el Brent, por ejemplo ha caído a mínimos de cuatro años hasta caer por debajo de la cota de los 84 dólares por barril.

Rotación relativa


Como señalan Eduardo Faus, analista técnico de Renta 4, se ha producido una caída a plomo en el sector energético americano. El experto afirma que “llama la atención en el gráfico el fatal comportamiento desde los máximos anuales del S&P500 del sector de energía americano. Como podemos ver, a día de hoy ha caído un 18% desde máximos cuando el S&P500 ha caído un 7,5% (más de un 10% de diferencial)”.

El resultado de estas caídas del petróleo y del S&P del sector energético ha sido que dos de los mayores pesos pesados de Estados Unidos, Chevron y Exxon Mobil, “pierdan nada menos que sus tendencias alcistas estructurales de medio/largo plazo”, explican en la firma.

Exxon mobil



El experto afirma que “si bien es cierto que ambos valores empiezan a encontrar niveles de sobreventa muy elevados, que aconsejan la cercanía de un suelo relevante, todo indica que los rebotes que acontezcan serán probablemente una buena ocasión de reducir posiciones en este sector”.

Chevron


La recomendación de Eduardo Faus es vender rebotes a medio plazo.

Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.