La recuperación del sector automovilístico es una realidad en Europa. Algunas de las casas de coches acumulan revalorizaciones que superan el 80% gracias al incremento de ventas motivado por el despertar del consumo. En España, sin embargo, no hay cotizadas que se dediquen a ello de manera directa, aunque sí existen dos valores del continuo que dan exposición al ciclo. 

A lo largo de 2015, las ventas de vehículos se han incrementado en un 21,7% con respecto al año anterior siendo mayo el 21º mes consecutivo en que esta cifra aumenta progresivamente hasta alcanzar las 94.030 unidades de los últimos 31 días, a 4.500 coches de media al día.

COCHES

La duda se plantea ahora, de cara al mes de junio, una vez se ha dado por finalizado el Plan Pive 8 que, desde la sectorial Anfac, reconocen un importante impacto sobre las ventas entre particulares que han aumentado un 22,4% durante los cinco primeros meses del año.

No obstante, la fortaleza de la recuperación económica tiene su reflejo en las ventas realizadas al público profesional, como es el caso de los autónomos, que incrementan sus compras de coches un 31% si se compara con los primeros cinco meses del año pasado. Además, desde hace meses se ha notado un crecimiento de los créditos al consumo concedidos a compradores de vehículos, según datos de ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito).

Vehículos España


SECTOR A RATIOS ATRACTIVOS
El sector del automóvil representa un 4,3% en base a la capitalización total del selectivo Stoxx 600 que constituyen quince compañías. “Apostamos por automovilísticas, como Peugeot o Renault, que son historias de reestructuración que nos parece que están muy baratas y pueden seguir subiendo”, reconocía Isabel Ortega Pérez, socia-director de ventas de Alken Asset Management. Se trata, no hay duda, de uno de los sectores más penalizados por la crisis económica debido a que depende de un consumo interno que estaba más que deprimido –y, por tanto, del poder adquisitivo de las familias-, del consumo externo si nos referimos a exportaciones y, en último término, del precio del petróleo que no inició su desplome hasta el verano pasado.

En términos de PER, el sector automovilístico es el que cotiza más barato de todo el selectivo, casi a la par con el de aerolíneas, en base a ratios que no superan las 11 veces beneficio. La previsión ‘price to earnings’ de cara al próximo ejercicio sitúa aún más abajo esta cifra: los fabricantes de coches recogerán en el precio de la acción 9,6 veces el beneficio del grupo, según datos elaborados por Carax-Alphavalue.

Es más, comparativamente hablando, sectores también muy afectados por el azote de la crisis financiera, como el bancario o el constructor, sitúan sus PERs a partir de las 14,5 veces beneficio de cara a este año, si bien es cierto que se encuentran todavía por debajo de la media histórica.

Hoy en día, con las cifras de PIB, PMIs y consumo interno sobre la mesa, las compañías alemanas y francesas se antojan como las más beneficiadas por la recuperación en ciernes a la que asiste la eurozona, aunque cabe mantener también bajo el foco a España. Durante el primer trimestre del año, nuestro país fue el que registró el mayor aumento del número de las exportaciones de toda la zona euro (+4,4%) con especial relevancia para el sector del automóvil. Las ventas de coches al extranjero crecieron un 19,5% y llegaron a representar casi una quinta parte del total de las exportaciones del país.

José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta de Abante Asesores, argumentaba que, precisamente, cada vez son más los contratos de fabricación de vehículos que importantes firmas europeas conceden a España gracias, entre otros, a una mejora de los costes salariales, esto es, de sueldos más bajos que se han venido ajustando durante los años de crisis económica.

AUTOMOVILISTICAS EUROPA

Desde el punto de vista técnico, las automovilísticas se sitúan en terreno positivo en lo que llevamos de año, aunque la horquilla de comparables es amplia. Empresas como Saab y BMW registran subidas del 11% y el 14%, respectivamente; mientras que por el lado alto de la tabla destaca el holding PSA Peugeot que suma más de un 86% en la bolsa parisina y que deja en segundo plano la revalorización del 58% de su colega de filas Renault. Desde 1962 Capital Sicav apuestan por nombres propios como Daimler y BMW.

La compañera de viaje de Chrysler se encontraría, en estos momentos, “purgando la elevada sobrecompra que presentaba”, según Carlos Rodríguez, analista de la Zona Premium de Estrategias de inversión, para poder retomar de nuevo la senda alcista hasta sus máximos en 96,30 euros.


DOS ESPAÑOLAS: CIE Y LINGOTES

En España no existe ningún fabricante de coches –al estilo de las firmas ya mencionadas- que cotice en bolsa, aunque sí se puede buscar exposición casi directa por medio de otras compañías que trabajen para el sector.

 

Es el caso de Cie Automotive que ha visto incrementar su beneficio neto en un 60% a cierre del primer trimestre del año (31,1 millones de euros). “España se ha convertido en el segundo productor europeo, por detrás de Alemania, y hablamos que de cara a los próximos cinco a siete años se ha garantizado esa inversión”, nos decía Antón Pradera, presidente de la compañía, durante una entrevista en la Bolsa de Madrid que tuvo lugar la semana pasada.

La otra opción dentro del mercado nacional es Lingotes Especiales, fabricante de piezas de hierro que se utilizan en las fábricas de automóviles. Es de los valores más alcistas en el año de toda la bolsa española con una revalorización del 65%, por debajo de valores como eDreams, Cementos Portland o Gamesa.



Entre las dos opciones, Cie ha pasado a ser un clásico de las carteras de gestión activa de nuestro país, muy recomendada y con un tercio del beneficio destinado a pagar a sus accionistas vía dividendo. Menos volátil, este año se anota una subida más ‘discreta’ del 27,8%, aunque por ello, quizás más seguro… De ahí que haya unanimidad entre quienes siguen al valor para hablar de compra y es así desde el verano del año pasado. Los analistas fija su precio objetivo en los 15,43 euros, lo que significa que conceden, como mínimo un potencial de subida a Cie del 7% a un año vista.

Pradera reconocía, además, sentirse intranquilo ante el hecho de que la compañía pudiera quedarse sin deuda al ritmo actual, señal de que no están ampliando nuevos horizontes. Ellos, dice, "siempre están estudiando oportunidades" ya que está "en el ADN" de la compañía. 

CIE AUTOMOTIVE.