Con el Ibex 35 habiendo conquistado nuevos máximos anuales, ¿creen los expertos que es momento a lanzarse a comprar banca española? ¿Habrá rally en el mercado?
 
Gabriel López, responsable de negocio de Inverdif Eafi, reconoce que “ahora” y “una vez recapitalizado”, además de la ayuda del BCE, “se va a beneficiar”. En su opinión, “el incremento de márgenes”, sobre todo del Banco Santander, será más que notable. “Los principales bancos como BBVA y Santander son buenas opciones”.

Yendo más allá, Álvaro Blasco, director de ATL Capital, asevera que sí es un momento óptimo para introducir en cartera algún banco. “Se han quedado muy rezagados y son mucho más atractivos”. Su recomendación pasa por una de las grandes entidades, como es BBVA, gracias a “su diversificación” que hará que lo haga “mejor” que Banco Santander. En lo que respecta a la banca mediana, el experto habla de Bankinter y, “con algo más de volatilidad”, el Banco Popular.

Para expertos como Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, considera que ese momento “ya pasó” y, en estos momentos, nada “ha cambiado” como para lanzarse a comprar entidades financieras. En todo caso, “es posible mantener cierta exposición” que, en este sentido, son Bankinter y BBVA, “comportándose como el mejor banco y consiguiendo bastante impulso tras superar los 9 euros”.

Paula Haussman, ejecutiva de cuentas de GVC Gaesco, recuerda “el comportamiento más discreto” del sector financiero en la primera parte del año. “En las últimas sesiones, muchos de los grandes bancos han dado un paso hacia delante” que viene motivado, en su opinión, por una ruptura de los máximos, además de por una visión más internacional.

En esta misma línea, Luis Francisco Ruiz, director de Análisis de Estrategias de inversión, considera que la ruptura de máximos del Ibex viene impulsada por el sector bancario, considerando una “volatilidad muy amplia”. En base a los Indicadores Técnicos, no es momento de entrar en bancos puesto que “no les parece una buena opción”, pero en caso de tener que escoger se quedarían con Banco Sabadell y Bankia.