De manera repentina, han llegado las prisas al MAB. Cuatro compañías han anunciado su intención de pasar a cotizar al mercado continuo, si bien ninguna de ellas ha sido capaz de establecer un plazo para hacerlo. Por delante queda un proceso en principio definido y que sólo tendría una solución: OPA de exclusión y posterior salto desde cero al nuevo mercado. 

No existen precedentes para saber cuál es el procedimiento ordinario a seguir. Sería de “sentido común” pensar que Bolsas y Mercados debería abrir “una ventana” para que aquel inversor que quiera “salir” de estas cuatro PYMES cotizadas pudiera hacerlo, reconoce Javier Flores, responsable del servicio de estudios y análisis de Asinver, la asociación de inversores minoritarios. En todo este trámite, los retail se verían sometidos a “un proceso de descuento brutal” en su inversión, tal y como está diseñado en estos momentos el sistema.

Fuentes internas del mercado se muestran muy seguras en el futuro que depara a Ebioss Energy, Carbures, Eurona e Ibercom tras haber comunicado al regulador su intención de pasar a cotizar al continuo, si bien se trataría del cambio formal puesto que todas ellas ya están sometidas a una cotización continua, ajena al fixing, el procedimiento por el que se cruzan órdenes de compra y venta en dos ocasiones al día (12 horas y 16 horas) para fijar un precio.

Cualquiera de ellas debería someterse al esquema que hay prefijado, dicen desde BME, para luego arrancar desde cero en el continuo a falta de una nueva legislación al respecto. ¿A qué nos referimos?

Tanto de la parte del regulador, como los expertos consultados, así como las empresas protagonistas comparten dudas respecto a la conocida como ‘Ley ascensor’, que se incluye dentro de la nueva Ley de Financiación Empresarial en la que está trabajando el Gobierno.

El presidente de Eurona Telecom, Jaume Sanpera, reconocía en la tarde del lunes en una conversación con Estrategias de inversión que confiaba en que este texto estuviera aprobado para el próximo mes de septiembre. A este respecto, el ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguraba que la intención del Ejecutivo es tener el texto sobre la mesa “en las próximas semanas”. Todo apunta a que será después del verano el momento en el que vea la luz.

Miguel Ángel Bernal, responsable del Instituto de Estudios Bursátiles, cree que sería ilógico que las compañías tuvieran que pasar por un doble proceso de salida del mercado para luego volver a entrar partiendo de cero. “Ni siquiera tendría por qué suspenderse la cotización” de estas empresas. “Bastaría sencillamente con emitir un hecho relevante en el que se solicita la incorporación al continuo para que todos los accionistas lo supieran”, reconoce. “Lo lógico”, por lo tanto, es que “haya un puente” entre ambos mercados. Un supuesto que desde BME ni siquiera contemplan, por el momento.

Siendo realistas, dice el experto, el “éxito” del MAB pasa porque estas empresas “puedan ascender de este mercado al continuo” y valorar su porcentaje de éxito, así como su tasa de supervivencia, esto es, el número de compañías que tras un periodo de entre tres y cinco años siguen en pie. Y este porcentaje es muy elevado en el caso del Mercado Alternativo Bursátil, salvo las excepciones de Bodaclick, Zinkia o Negocio, además de “estafas” como la de Gowex, a quien compara con casos tan paradigmáticos como Enron o Pescanova. (Ver: Los accionistas minoritarios de Gowex, ¿qué pueden hacer?)

Si la vía tradicional sigue siendo la imperante de aquí a los próximos meses las cuatro cotizadas pueden enfrentarse a un proceso “largo y bastante tortuoso”, asegura Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird.


El síndrome de la ‘madurez repentina’
Hay quien arguye que la madurez puede llegar a la fuerza y de golpe. Y a cuatro cotizadas del MAB les llegó de repente este lunes. Es un proceso largo de documentación, de planteamiento…preparar de formar preceptiva toda la información necesaria. Estamos metidos en esa vorágine y llevamos dos años trabajando en ello”, asegura Óscar Leiva, presidente de Ebioss Energy, a una entrevista para Estrategias de inversión en la tarde del lunes.

En esta línea, el máximo responsable de Eurona reconocía que el proceso de “entender cómo funcionan los mercados”, un aprendizaje que facilita el MAB, ya se ha acabado. “Todos hemos madurado de golpe. Esa estrategia que ya veíamos que era necesaria ahora se ve imprescindible”, reconoce.

Hasta siete compañías lanzaron en la jornada de ayer comunicados vía MAB para aclarar las participaciones más significativas de su accionariado, con el objetivo de aclarar nuevos proyectos internacionales como es el caso de NPG, así como para mostrar su intención de coger las maletas camino del continuo. Incluso Bodaclick, uno de los grandes fiascos del MAB anunciaba su liquidación. La transparencia se ha convertido en el estandarte de sus CEOs que se han aprendido muy bien la lección a contar a los medios de comunicación para compensar la laxitud normativa de un mercado destinado a la financiación de PYMES, más allá del private equity.


¿En qué consiste una OPA de exclusión?
Este tipo de operaciones se extienden a la totalidad de las acciones y es aprobada en Junta de Accionistas por la propia compañía. La cuestión es que si bien los accionistas mayoritarios, que en el caso de las empresas del MAB son institucionales, los minoritarios no siempre están de acuerdo.

¿Es obligatorio acudir a ella? Bernal reconoce que no, ahora bien, los expertos coinciden en que lo aconsejable es acudir siempre.

El precio último que se fija se realiza en base a un cálculo que aglutina el valor contable de la sociedad y el liquidativo, el precio de cotización medio de las acciones en el semestre previo y alguna otra variable derivada de las cuentas de la compañía. La CNMV tiene la labor en este tipo de procesos de velar por los intereses de los minoritarios para garantizar ‘un precio justo’.

En todo caso, nadie es capaz de ver esta salida como el fin de la historia de las cuatro compañías que, a día de hoy, han solicitado su cambio al continuo. Parece que la confianza está depositada en la futura ‘Ley ascensor’ para después de la temporada de verano. De hecho, desde el mercado se ve más como una maniobra de lavado e intención de distanciarse del fraude protagonizado por Jenaro García y sus allegados que por un planteamiento real de futuro.

El calendario a seguir será el siguiente en función de las compañías:

Ibercom. El próximo 11 de julio la compañía aprobará una ampliación de capital por valor de 24,9 millones de euros como máximo. Será el 4 de septiembre cuando proponga en Junta General de Accionistas el paso del MAB al continuo.

Ebioss Energy.
Su carácter internacional hace que en el calendario queden marcadas dos fechas. La compañía convocó el pasado 12 de junio dos Juntas Generales de Accionistas siendo la primera de ellas este 25 de julio y la segunda cita, el 9 de agosto en Sofía, capital de Bulgaria.

Carbures es la cotizada que lleva más avanzado el proceso de cambio. Renta 4 Banco es la encargada de coordinar su salto al continuo siendo colocador, además, un papel que compartirá con BBVA, Beka Finance, Inversis y Mirabaud.

Eurona convocaba el pasado 6 de junio su Junta General de Accionistas para los días 7 y 8 de julio. En aquel momento, se contemplaban cuatro puntos del día a tratar, tres de los cuales se referían a sendas ampliaciones de capital. En la nota remitida al regulador este lunes anunciaba su intención de añadir otro punto a tratar, siendo el relativo al cambio a la cotización en el mercado continuo, circunscribiendo este hecho a la aprobación de la ‘Ley ascensor’ que contempla el Gobierno.