El jueves al cierre del mercado saltaba el bombazo: el Banco Santander aprobaba en Junta Extraordinaria una ampliación de capital por valor de 7.500 millones de euros que rozaba el 9,7% de su capitalización ese mismo día. Dos días más tarde supone el 8,80% del capital en la sesión (esta) en que llegan la avalancha de títulos