Como cada temporada de presentación de resultados empresariales, los bancos acaparan la atención en nuestro país, también por aquello de que son el sector que más pesa. En esta ocasión, además, los inversores y expertos están centrándose en la banca mediana, que ofrece mejores perspectivas por su enganche al ciclo económico nacional. Ante el goteo de resultados, echamos un ojo a la situación técnica de estas entidades. 

BANKINTER
La entidad presidida por Dolores Dancausa ha rendido cuentas este mismo miércoles.

Estos números han venido a apoyar su incontestable tendencia alcista. La acción no ha parado de subir desde el verano de 2012 y los precios han estado guiados por la misma directriz alcista desde noviembre de 2013. Sin embargo, hay que destacar que desde septiembre del año pasado ha entrado en un canal lateral, en el que está digiriendo la escalada de los ejercicios anteriores. Este año Bankinter ha dado poco juego, enzarzado en un canal entre los 5,88 y los 7,27 euros. Actualmente se encuentra en la parte intermedia de dicho canal, aunque librando la directriz alcista que pasa por los 6,50 euros.


bankinter




BANCO SABADELL
Mañana conoceremos los resultados de Banco Sabadell. El consenso espera que la entidad catalana anuncie un beneficio trimestral de 185 millones de euros, lo que supondría un 88% de mejora con respecto a los números del mismo periodo de 2014, y 1.212 millones de ingresos (+29%) aunque la comparativa no es homogénea debido a que éste será el primer trimestre que incorpore la aportación de TSB.

Por tanto, la clave estará en que cumpla con las previsiones. Si así lo hiciera el precio podría acercarse a la directriz bajista que condena a Sabadell desde mayo y que pasa por los 2,10 euros (nivel que también coincide con el retroceso de Fibonacci del 61,8%). De lograr superar este nivel podría atacar los 2,20-2,25 euros, donde tiene una importante resistencia.


banco sabadell





CAIXABANK
Parece que las entidades bancarias catalanas se han puesto de acuerdo para presentar cuentas el mismo día, pues Caixabank también sacará a la luz sus resultados del tercer trimestre, periodo en el que los expertos creen que ganó 302 millones de euros, un 87% más que en el mismo periodo de 2014.

Cumpla o no con las expectativas Caixabank tiene por delante un largo camino hasta recuperar su tendencia alcista de largo plazo, pues este año ha sido el banco mediano más penalizado (pierde un 15%) y su directriz bajista pasa por los 4,20 euros. Actualmente el precio está moviéndose entre la resistencia de los 3,85 euros y el soporte de los 3,65. De hecho, un quiebro de este último nivel podría devolverle a los mínimos marcados en septiembre en los 3,35 euros.


caixabank



BANCO POPULAR
A finales de la próxima semana, el día 30, Popular compartirá la pasarela de presentación de resultados con BBVA. Para la entidad mediana el mercado baraja un beneficio trimestral de 80 millones de euros, lo que supondría un retroceso del 22% con respecto a las ganancias registradas entre julio y septiembre del año pasado.

Justamente ahora Popular se la juega en bolsa, pues el precio está dibujando un aparente throwback. Si se confirmara este movimiento y el precio no entrar de nuevo por debajo de 3,60 euros, podría seguir subiendo y atacando consecutivamente las resistencias de los 3,8 y 40 euros (38,2% y 61,8% de Fibonacci). En cambio, si se metiera por debajo, la superación de la directriz quedaría en una falsa alarma y Popular podría regresar a los mínimos anuales en 3,19 euros.


popular





BANKIA
Estrenando el mes de noviembre, el día 2 presentará cuentas Bankia. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri podría haber mejorado su beneficio un 13%, hasta los 300 millones de euros, según el consenso.

Estos resultados llegan en un momento clave para el valor, que parece estar realizando un throwback a la directriz bajista que superó a comienzos de mes. El quit de la cuestión está en que no caiga de nuevo por debajo de 1,15 euros, pues entonces Bankia podría regresar a los mínimos anuales en el euro por acción. Mientras permanezca por encima de la directriz bajista de medio plazo, el objetivo máximo de Bankia es superar también la directriz que pesa sobre ella desde marzo de 2014 y que pasa cerca de los 1,35 euros, nivel del 61,8% de retroceso de Fibonacci de todo el movimiento entre los máximos de marzo de 2014 y los mínimos de este año.


bankia