Roberto Moro, analista de Apta Negocios, explica la actualidad de las bolsas en una sesión marcada por el desplome del Banco Santander tras el anuncio de una ampliación de capital valorada en 7.500 millones de euros.

¿Qué valoración hace de la ampliación de capital de Banco Santander y cómo deja su aspecto técnico?
Esta ampliación le permite cumplir con los criterios de Basilea III y también hacer caja para acometer alguna compra, aunque lo desmientan. Pero, como siempre, al que dejan en situación de indefensión y sin capacidad de reacción es al inversor particular. No recuerdo que ninguna de las operaciones calificadas de “excelentes” para la empresa, hayan resultado buenas para los inversores particulares.

Pese al tremendo hueco bajista dejado, sigue a medio camino entre resistencias y soportes importantes. Perfectamente podríamos verlo retroceder hasta los 5,80 euros, que es un soporte, incluso los 5,50, que es un soporte mucho más importante; ó bien lo vemos cotizando por encima de 6,50-6,55 en precios de cierre.


¿Cuáles son los soportes a vigilar en los principales índices?
El S&P 500 tiene un soporte importante en los 1.970 puntos. La semana pasada, pese a que el mercado comenzaba a tener un aspecto bajista, el detonante de una corrección más importante va a ser la pérdida de los 4.100 puntos en el Nasdaq 100.

En el Ibex 35, seguimos en tierra de nadie, porque los niveles principales son los 8.800-10.500 puntos.

Lo que pasa es que todo está sujetado con alfileres y provocado por una gran burbuja de la deuda, porque lo del bund ya es increíble.


¿En qué niveles podríamos operar en el petróleo West Texas?
Para tomar posiciones cortas deberíamos esperar a volver a ver precios por debajo del mínimo, en los 48 dólares. Pero ya creo que se dan todos los condicionantes para que caiga hasta los 33 euros.


BBVA también realizó una ampliación de capital para adquirir Garanti. Desde entonces, BBVA pierde más de un 7%. ¿Cómo lo ves?
Cuando perdió soportes relevantes, como eran los 8,35, siguió cayendo, tuvo una parada en 7,80 -50% de Fibonacci- y después cumplió con el objetivo del 0,618 de toda la subida desde 8,35, que son los 7,37. Lo preocupante es que estos mínimos se están consiguiendo en precios de cierre. Si no aguanta los 7,33, podría caer hasta los 5,80 euros. Esto es un objetivo técnico, aunque no quiere decir que tenga que ir irremediablemente a ese nivel. De hecho, tendría que darse con el Ibex 35 por debajo de 9.800 puntos en precios de cierre


¿Podemos confiar en el rebote que está experimentando Abengoa B?
Sí. Todo lo que sea estar por encima de 2,12-2,15 euros, creo que invita a seguir e incluso a aumentar posiciones, con objetivo en 2,45-2,50 euros, lo que supone un potencial superior al 10%.

De igual manera, cualquier posición que se tome ahora o que se traiga con pequeños beneficios, las supeditaría a que se mantuviera en precios de cierre por encima de 2,12 euros.


¿Qué niveles maneja para el euro-dólar?
El par está empezando a perder el soportazo que tiene en la zona de 1,18, pues todavía no lo ha hecho con los filtros suficientes. Si consolida por debajo, sus siguientes objetivos serían 1,12 (0,618% de toda la subida desde 0,82 dólares) y, posteriormente, los 1,05 dólares (base del canal bajista en el que el par está inmerso desde 2008).