El consejo de administración de Distrito Castellana Norte, empresa promotora del proyecto Madrid Nuevo Norte, ha propuesto una ampliación de capital de 10,45 millones de euros a aprobar en la próxima junta de accionistas del 23 de marzo.

El capital social de la empresa controlada al 75,5% por BBVA, al 14,45% por Merlin Properties y al 10% por Grupo San José es ahora de 196 millones de euros, por lo que esta operación lo situará en torno a los 206 millones de euros.

Según la convocatoria de junta publicada este martes en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), la transacción se llevará a cabo a través de la emisión de 34.772 nuevas acciones ordinarias y nominativas de 300,51 euros de valor nominal cada una de ellas.

El texto deja claro que cada accionista se acogerá a su derecho de adquisición preferente contemplado en el artículo 9 de sus estatutos sociales, cuya finalidad es que ninguno de ellos pueda incrementar su participación a expensas del otro o introducir a un tercero en detrimento de los actuales socios.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

De hecho, el año pasado, el consejo propuso la modificación de este artículo con el objetivo de eliminar las restricciones a la libre transmisibilidad, es decir, eliminar el derecho preferente de compra de los otros accionistas en caso de que uno de ellos decidiese vender parte de su paquete.

El cambio se aprobó gracias a la mayoría de BBVA, pero Merlin y San José recurrieron y consiguieron cautelares, por lo que se volvió a la situación anterior, actualmente en vigor. Fuentes de la empresa aseguran que será este año cuando la corte de arbitraje de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid dirima el asunto.

El proyecto movilizará una inversión estimada de 25.197 millones de euros a lo largo de los próximos 25 años, fruto de las actuaciones urbanísticas para su desarrollo, que generarán más de 5.800 millones en ingresos fiscales para las administraciones públicas y supondrán la creación de 348.064 empleos, a los que se sumarán otros 146.488 empleos adicionales cuando los espacios de oficinas y comercios estén operativos.

Madrid Nuevo Norte prevé la construcción de 10.500 viviendas que cubrirán las necesidades residenciales de la zona norte de la capital, el 20% de protección pública, y se crearán espacios cívicos y equipamientos comunes conectados con los medios de transporte públicos que se han proyectado, con la sostenibilidad como nexo de unión entre todos ellos.