El Banco de España ha avanzado que la economía se aceleró y creció el 1% en el segundo trimestre del año, lo que supondría una décima más del alza que registró en el trimestre anterior, gracias al impulso de la demanda nacional. 

Según el último boletín mensual del Banco de España, el PIB habría acelerado su crecimiento acompañado de una "rápida" creación de empleo y de mejoría de las condiciones de financiación. No obstante, el Instituto Nacional de Estadística avanzará el dato de crecimiento del PIB trimestral el próximo 30 de julio.

El Banco de España también ha mejorado en tres décimas su previsión de crecimiento de la economía española para este año que sitúa en el 3,1% y mantiene la estimación de alza del 2,7% para 2016.

Asimismo, la entidad central ha elevado dos décimas su proyección de creación de empleo en 2015 y la ha situado en el 2,9%, mientras que mantiene la previsión del 2,6% para el año 2016. Según el boletín, los datos de las afiliaciones a la Seguridad Social en abril y mayo apuntan a una aceleración adicional del empleo en el segundo trimestre y a un crecimiento del empleo en términos interanuales del 0,9%. Para el Banco de España, la evolución del empleo está teniendo lugar en un contexto de aumento salariales moderados.

Por otro lado, el Banco de España señala que el cumplimiento del objetivo de déficit público del 4,2% del PIB para este año requiere que el aumento de los ingresos y la contención del gasto sea "superior" al registrado en los primeros meses del año. La entidad supervisora indica que el gasto de las administraciones públicas presentó una tasa interanual del 2,6% hasta marzo, "muy superior a la del mismo periodo del año anterior", que fue de una caída del 0,9% y afirma que este aumento estuvo condicionado por el impacto "transitorio" sobre el gasto salarial de la devolución del 25% de la paga extra de 2012 suspendida a los empleados públicos.

Según los últimos datos de ejecución presupuestaria, el Banco de España cree que la recaudación deberá continuar mejorando en los próximos trimestres para aproximarse a la previsión oficial de aumento para 2015 y con el fin de conseguir cumplir con el objetivo de consolidación fiscal.

Sobre el cumplimiento de los objetivos de gasto del Gobierno afirma que requerirá una ejecución presupuestaria "muy estricta" por parte de las administraciones, así como la materialización del ahorro estimado de las distintas reformas aprobadas, en particular de la relativa a la Administración Local.

El organismo insiste en que la demanda interna seguirá "fuerte" en los próximos meses en España y añade que la previsión de crecimiento del 3,1% para 2015 contempla la prolongación del proceso de "intensa creación de empleo" y de moderación salarial. "El avance del empleo comportará reducciones adicionales de la tasa de paro que, no obstante, se verán atemperadas por el modesto aumento previsto de la población activa", señala. 


CRÉDITO BANCARIO
Durante una comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso para presentar el Informe Anual del Banco de España, Luis María Lindo, gobernador, estimaba que el crédito bancario finalice este año en tasas de variación "muy cercanas a cero o positivas por primera vez desde 2009", y destaca además que la morosidad cayó entre enero y abril al 12,3%.

2014 fue un año en el que "mejoraron" las condiciones financieras, lo que contribuyó a moderar la caída del crédito concedido al sector privado, que pasó del 8,3% de 2013 al 6,4% del año pasado.

En este contexto y con los datos de 2015 de los que ya se dispone, Linde pronostica que "el año terminará con tasas de variación del crédito muy cercanas a cero o positivas por primera vez desde 2009".