Si estás leyendo estas líneas es porque eres consciente de que los depósitos bancarios ya no son una opción para ahorrar. Entre los bajos intereses que proporcionan, las comisiones y los impuestos la rentabilidad es tan baja, que llega a ser nula, por eso estás buscando alternativas de bajo riesgo, como te pide tu perfil inversor, pero que ofrezcan algún retorno que merezca la pena.

En asesora.com pretendemos ayudar a los ahorradores a maximizar sus ahorros, por lo te proponemos una interesante alternativa a los depósitos en forma de cartera de bonos corporativos. No todos los ahorradores son iguales, por lo que te invitamos a que nos solicites una evaluación gratuita de tus inversiones para ajustarnos a tus necesidades. Mientras, para que vayas pensando en sacarle el mayor partido a sus ahorros, te explicamos por qué creemos que una cartera de bonos puede ser una buena alternativa a tus ahorros.

Conviene empezar por el principio, que no es otro que explicarte que un depósito y un bono no se diferencian tanto. En ambos casos, se presta dinero a una empresa por un tiempo a cambio de una rentabilidad concreta, sobre la que luego pagará impuestos.

Recuerda que los precios de los bonos fluctúan (estos activos cotizan en el mercado secundario de deuda) y suele existir por tanto una valoración periódica, que es el precio al que podría venderlo antes de vencimiento. En todo caso, si compras el bono y lo aguantas a vencimiento (como en el caso de los depósitos) la rentabilidad será la prevista inicialmente.

Por regla general hay dos opciones para adquirir esa deuda que emite la empresa: comprar directamente en el mercado ese bono (mercado primario o secundario) o realizar esa compra a través de un vehículo de inversión, como puede ser un fondo. En asesora.com te recomendamos la segunda opción porque normalmente comprar un bono corporativo de manera directa requiere en muchos casos mínimos de entre 50.000 y 100.000 euros; es decir, para hacer una cartera diversificada (varios fondos de distinto vencimiento y origen) se precisan cantidades muy importantes y un gestor especialista en dicho tipo de activos.

Por concretar las ideas, te proponemos como alternativa el fondo Anaxis Bond Opportunity 2015, de la gestora de fondos francesa Anaxis, especializada en bonos de empresas de alto rendimiento.

En Anaxis se dedican a analizar las compañías con vistas a elegir para sus carteras las más solventes, esas capaces de pagar los cupones (dividendos) y devolver la cantidad que has invertido, y se presumen de que en 10 años no les ha quebrado ninguna.

Junto con el buen hacer de esta casa hemos seleccionado su producto porque es una cartera de bonos a vencimiento; es decir, a finales de 2015 ‘mueren’ los bonos de la cartera con lo que si compro hoy y aguanto a vencimiento (diciembre de 2015) la rentabilidad será la acordada, como en el caso de un depósito.

La cartera de Anaxis está compuesta por más de 60 posiciones en bonos de alto rendimiento, de distintos sectores con una rentabilidad a vencimiento de más de un 4% bruto. Sin embargo, recuerde que no todos los ahorradores somos iguales y que hay otras muchas variantes a considerar que a los no profesionales se nos escapan y que nos pueden impedir maximizar los resultados de nuestra cartera.