La teleoperadora española ha confirmado a la CNMV "negociaciones" de manera "exclusiva" con el grupo chino Hutchison que se prolongarán durante varias semanas. Valoran a la británica O2 en 13.500 millones de euros. Sube en bolsa casi un 3% después de confimar esta operación

Telefónica y el Grupo Hutchison Whampoa han acordado iniciar "negociaciones en exclusiva" para la posible adquisición por parte de esta última de la filial de la compañía de César Alierta en Reino Unido, O2 UK, según confirmaron en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. 

Según ha confirmado la compañía, el precio indicativo se estima en 13.500 millones de euros, divididos en un pago inicial de 12.200 millones de euros, importe satisfecho en la fecha de la transacción, y un pago aplazado adicional de 1.300 millones de euros, satisfecho una vez la compañía británica alcance una "cifra acordada de cash flow acumulado".

Desde este viernes, ambas empresas inician negociaciones durante un "periodo de exclusividad, que se extenderá varias semanas" y que "permitirá a Telefónica y al Grupo Hutchison Whampoa negociar contratos definitivos, mientras este último realiza la due diligence sobre la filial de Telefónica en Reino Unido", remite el hecho relevante. 




ANTECEDENTES
Telefónica había contratado los servicios de UBS para que valorase O2. La británica, que ahora tiene 22 millones de clientes en Reino Unido, era la filial de móviles de BT que Telefónica compró a comienzos de 2006 y que estaba presente, principalmente, en los mercados de Irlanda, Reino Unido y Alemania.

Eso sí, la negociación con Hutchison no es la única alternativa que contempla la operadora que preside César Alierta pues, según los expertos de UBS, en caso de que no haya acuerdo con la compañía de hongkonesa, Telefónica podría colocar O2 en bolsa y utilizar las acciones como moneda de cambio para la fusión. Cifras arriba o abajo, lo cierto es que esta operación supondría la marcha definitiva de Telefónica de Reino Unido, después de que ya se deshiciera de la filial irlandesa de O2. Precisamente comprada por este mismo grupo.

Y es que Hutchison Whampoa se ha convertido en uno de los grupos más activos en el sector telecos, ya que está comprando operadoras por todo el continente. Se hizo en Reino Unido como Three, cuarto operador de telefonía móvil a lo que se han sumado sus posiciones en Austria, con la compra de la filial de Orange. El grupo está controlado por Li Ka-Shing, segundo hombre más rico de Asia - detrás del presidente de Alibaba, Jack Ma- y tiene intereses en varios países de Europa como Reino Unido, Irlanda, Austria, Italia o Escandinavia. Un grupo que ya adquirió la filial irlandesa de Telefónica 


Acceda a todos los ANÁLISIS de Telefónica