Tras meses de intensas negociaciones, esta semana es clave para finalizar al fin el proceso de integración de Telecable en el seno de Euskaltel.


Euskaltel lleva negociando desde diciembre la compra de Telecable, a cambio de un pago en una mezcla de efectivo y acciones de la empresa vasca que tendría que realizar una ampliación de capital. De esta manera el grupo Zegona, actualmente propietario del 100% de Telecable, se convertiría en el accionista de referencia de Euskaltel, que actualmente se encuentra controlado por Kutxabank, con un 25,85% del capital.

Durante la presentación de resultados del primer trimestre de 2017 remitido el pasado 29 de abril, Francisco Arteche, Consejero delegado del grupo, aseguró que confiaba que la compra de Telecable se cerrase “en las próximas semanas”.

La integración de estas compañías supondrá la creación de una compañía de unos 750 millones de euros de facturación en 2017, unos 360 millones de ebitda y caja de hasta 250 millones, teniendo en cuenta que apenas debe realizar ya inversiones en su red. Telecable se ha convertido en una nueva oportunidad para Euskaltel, ya que le permitirá elevar su perfil de crecimiento.