Sacyr colocó ayer deuda privada de 30 millones de euros en deuda sénior a siete años. Ofreció un cupón del 4,75%, el más alto hasta la actualidad de la constructura.
 
Se colocó la deuda con un fuerte descenso en relación al precio, según ha informado el diario Expansión, lo que ha dado lugar a que el comprador obtenga una rentabilidad superior a la del cupón si mantiene la deuda a vencimiento. El precio se fijó en 97,13 euros, lo que supone un descenso del 3% adicional.

Así, Sacyr es ya la primera compañía que se ha atrevido a acudir a los mercados tras la victoria de Donald Trump en Estados Unidos. La compañía ya había llevado a cabo una colocación privada de deuda en anteriores ocasiones. En 2015, emitió 23 millones de euros en deuda sénior a cinco años y ofreció un cupón del 4,5%, lo que supone un descenso de 25 puntos básicos respecto a la actual colocación.

No solo han cambiado las circunstancias de las colocaciones que hizo Sacyr y la que ha hecho ahora, sino que la compañía abandonó el índice de  referencia de la Bolsa española el pasado 17 de junio, debido a la baja capitalización de la empresa.  Mientras que a día 24 de noviembre del pasado año, la sociedad cotizaba a 3,75  euros por título, actualmente lo hace a 1,97, lo que supone una bajada del 50%.