Rovi cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 19,9 millones de euros, lo que supone una mejora del 6% con respecto al mismo periodo de 2013.


Los ingresos operativos de los laboratorios farmacéuticos Rovi aumentaron un 8% entre enero y septiembre, hasta alcanzar los 175,5 millones de euros, frente a los 162 millones de euros registrados en el mismo periodo en 2013.

La empresa ha atribuido el repunte de sus ingresos a la fortaleza del negocio de especialidades farmacéuticas, cuyas ventas crecieron un 9%, hasta los 124,9 millones de euros; al negocio de fabricación a terceros, que creció un 6%, hasta los 48,2 millones de euros, y a las ventas de los productos farmacéuticos con prescripción, que se incrementaron un 9%, hasta los 101 millones de euros.

El grupo ha destacado el comportamiento de las ventas de Bemiparina, uno de sus productos 'estrella', que aumentaron un 8% hasta septiembre y se situaron en 53 millones de euros, resultado que fue posible gracias tanto al repunte de las ventas en España (+9%) como a las realizadas en el extranjero (+6%).

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de los laboratorios Rovi se incrementó un 14% entre enero y septiembre, hasta los 28,9 millones de euros, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) alcanzó los 22,4 millones de euros, con un avance del 10% respecto al mismo periodo de 2013.

De cara a 2015, Rovi prevé que sus ingresos operativos crezcan entre un 5% y un 10%, aproximadamente, a pesar de que Farmaindustria espera una reducción del mercado farmacéutico español del 2% y de que IMS Health pronostica decrecimientos continuos al menos hasta el año 2017 en el mercado de oficinas de farmacia en España.