Laboratorios Reig Jofre ha anunciado a la CNMV la inscripción en el registro mercantil de la reducción de capital anunciada en junio de 2016. Operación por importe de 94.821.33,00 euros, que “constituye una reserva voluntaria disponible por dicho importe” y que se produce mediante la disminución de valor nominal de las más de 63,2 millones de acciones nominativas que componen el capital social.

Una operación que, tal y como informa la compañía en su notificación a la CNMV, disminuye el valor nominal en la cantidad de 1,50 euros de cada acción nominativa que compone su capital social. Tras la reorganización de los fondos propios de la compañía, su capital social quedó fijado en 31.607.110 euros, representado por un total de 63.214.220 acciones de 0,50 euros de valor nominal cada una.

 

Esta dotación de reservas da luz verde a un potencial reparto de dividendo aunque, por el momento en el que está la compañía de inversión en proyectos de crecimiento, sería de esperar que fuera un dividendo testimonial para no limitar la financiación de dichos proyectos.

 

Los títulos de Reig Jofre elevan en más del 25% su precio desde comienzos de año apenas una semana antes de anunciar sus resultados de cierre de 2016. En lo que llevamos de año, la compañía se ha movido a golpe de noticia tras el anuncio de un premio en Hong Kong y el lanzamiento de un producto para combatir la alopecia androgénica femenina.

 

Desde un punto de vista técnico, dicen los expertos, es clave que supere los 4 euros, pues en este nivel se cruza la parte alta del canal y el retroceso de Fibonacci del 23,6% de todo el movimiento de caída desde los máximos de 2015 y los mínimos del ejercicio 2016. Pero, si las acciones de Reig Jofre se tomaran un respiro para descargar sobrecompra, podrían buscar apoyo en la parte baja del canal, que actualmente pasa por los 3,20 euros.