Prosegur renueva su plan de compensación de emisiones, iniciado el pasado año 2021, mediante el respaldo al proyecto Parque Eólico de Punta Palmeras, en Chile, que cuenta con capacidad para producir energía limpia para unos 60.000 hogares. La producción de este parque evita la emisión a la atmósfera de 119.000 toneladas de CO2 en centrales térmicas de carbón y la importación de unos 215.000 barriles de petróleo para generar la misma energía.

Con esta iniciativa, que por escala y objetivos es pionera en el sector, la compañía logra la compensación de las emisiones equivalentes de CO2 que generan sus operaciones en Europa. De esta forma, Prosegur y Prosegur Cash reafirman su compromiso con la sostenibilidad, un ámbito crucial para la empresa, que tiene entre sus objetivos hacer del mundo un lugar más justo, igualitario, verde y resiliente.

En este sentido, Antonio Rubio, secretario general de Prosegur señala que “la compañía integra los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas en su estrategia, a través de la transformación de sus negocios y de una mayor eficiencia en todas sus operaciones y actividades. Pero desde Prosegur queremos ir un paso más allá, ya que vemos en este ámbito una oportunidad de crecimiento, diálogo y diferenciación competitiva para apoyar la transformación hacia una sociedad global sostenible. Por este motivo, nos adherimos al compromiso The Climate Pledge, en el que participan otras grandes empresas, y que se marca como objetivo conseguir la neutralidad en carbono en 2040, diez años antes de lo estipulado en el Acuerdo de Paris”.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El plan de compensación es una de las diferentes iniciativas en las que está trabajando Prosegur en materia de sostenibilidad y que están integradas bajo el Plan Director de Sostenibilidad. Esta hoja de ruta estratégica se sustenta en cuatro pilares fundamentales de trabajo: medio ambiente; personas; trabajo seguro; y ética, transparencia y gobernanza.

Dentro del eje medioambiental, se establecen a su vez diferentes iniciativas para avanzar en la reducción de emisiones. Como, por ejemplo, la eficiencia energética, la energía verde, la economía circular o la movilidad sostenible. Cabe destacar algunos proyectos concretos como la instalación de placas solares fotovoltaicas en las delegaciones de Prosegur Cash en Brasil, que ya generan el 70% de la demanda anual energética con energía solar autogenerada; el proyecto de iluminación eficiente para reducir un 5% del consumo total de energía; o la creación de un innovador proyecto para desarrollar un camión blindado que pueda ser impulsado por combustibles alternativos, entre otras.

Igualmente, Prosegur y Prosegur Cash se han marcado el objetivo de que su consumo energético provenga de fuentes renovables. Algo que la compañía ya ha conseguido en España, donde ha obtenido el certificado de energía procedente 100% de fuentes renovables.