MADRID, 25 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- La decisión de BBVA de cancelar el dividendo en efectivo que se iba a repartir en enero y su “intención” de volver a la retribución íntegramente en caja “en función de la evolución de los beneficios” a partir de 2015, han eclipsado hoy la publicación de resultados del banco. ¿Por qué ha decidido BBVA modificar así su política de retribución al accionista. El consejero delegado (CEO), Ángel Cano, ha explicado esta decisión, motivada por distintos argumentos:

- Cancelación del dividendo a cuenta de 2013 que se pagaba en efectivo en enero de 2014 para cumplir con la recomendación del Banco de España de limitar el pago en efectivo al 20% del beneficio. Aunque BBVA garantizaba la semana pasada que no habría cambios en esta dirección, la venta de un 5,1% en el chino CITIC para evitar que una participación por encima del 10% supusiera un 100% de consumo de capital, como obliga Basilea III, despertó las especulaciones sobre la incapacidad del banco para cumplir con el supervisor tras asumir una carga negativa de 2.300 millones de euros por esta desinversión.

- Dividendo en abril: se incrementa a 0,17 euros el pago en especie desde 0,12 euros, “para compensar la cancelación de enero (…) No consume efectivo por lo que cumplimos con el Banco de España”.

- 2014: mantener la combinación de dos dividendos en efectivo y dos en acciones, ya con un pay-out para la parte en efectivo de entre el 35%-40%.

- A partir de 2015, la “intención” es que todo el dividendo sea en caja, y que la parte que finalmente se reparta en efectivo, suponga entre el 35% y el 40% de los beneficios, “en función de la evolución” de dichos beneficios. Este pay-out se refiere al dividendo en caja, no en acciones, “por lo que podríamos ver un pay-out total más elevado”. Para Cano este es un pay-out normalizado en el sector.

La entidad no ha precisado cómo debe ser esa evolución de los beneficios para que en 2015, el dividendo en efectivo supere al que se reparta en especie, o para que directamente se opte por un reparto íntegro en efectivo. Tampoco se sabe si el Banco de España va a prologar más allá de 2013 esa recomendación de limitar el pago en efectivo a este ejercicio, o si el Banco Central Europeo (BCE), cuando en noviembre se convierta en el Supervisor Único va a lanzar consejos de este tipo.

BBVA afirma que si ha tomado esta decisión de anunciar el regreso al efectivo íntegro es porque el mercado lo demandaba hace tiempo y porque “el dividendo en caja es menos dilutivo”. Ángel Cano ha explicado que el reparto el efectivo es como un grifo que nunca se cierra, porque si cada vez que repartes en especie debes emitir acciones, después hay más accionistas a los que retribuir. Así, se estabilizan las acciones que cotizan, explican desde el banco, y se consigue una política más sostenible.

En esta línea ha opinado en Reuters Daragh Quinn, analista de Nomura: “Gestionar un elevado dividendo en especie solo por no recortar la retribución no es sostenible (…) Esto era inevitable (…) Los banco se dirigen hacia un supervisor nuevo que no va a permiti pay-outs tan elevados”.

Desde Bankinter consideran que, “aunque debería ser una buena noticia (el paso a ser íntegramente en efectivo, eliminándose el script dividend o pago en acciones como opción), ligados al beneficio neto y con un pay-out objetivo de 35%-40%, en realidad tardará varios trimestres en cambiar y, de momento, retrasa el abono del tercer dividendo a cuenta de 2013 de enero a abril (que conservará bajo el formato de script dividend), por lo que la impresión no será tan buena”.

Bankinter identifica, sin embargo, un aspecto positivo: “Dicho tercer dividendo a cuenta se incrementa hasta 0,17 euros (…) La conclusión resulta mixta… No extraemos una opinión preliminar positiva de estos resultados”.

Por su parte, en Renta 4 lanzan sus proyecciones y creen que el dividendo aumentará respecto a 2010, último año en el que BBVA efectuó todo su pay-out en efectivo. Entonces, ese pay-out fue del 35,8%, y ahora la entidad estima que se mantendrá en esa horquilla del 35%-40%. “Tomando el beneficio por acción esperado para 2015, el dividendo a repartir se situaría entre 0,35 y 0,4 euros (rentabilidad por dividendo del 3,9% - 4,5%) frente a los 0,419 euros de 2010”, indica Renta 4.

A las 15:47, BBVA es el segundo peor valor del Ibex, con descensos del 2,56%, hasta los 8,83 euros.

María Gómez

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar