El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,1% en septiembre respecto al mes de agosto, y elevó tres décimas su tasa interanual, aunque permaneció en terreno negativo, en el -0,2%.

La inflación española subió en 3 décimas en agosto debido a la subida de los precios de la electricidad y a la evolución de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Según el indicador adelantado sobre la evolución de los precios en España, la subida de la inflación interanual en septiembre es la primera que se produce en cinco meses, ya que esta indicador venía registrando descensos desde mayo.

El IPC interanual encadena su tercera tasa negativa tras el -0,3% y el -0,5% de julio y agosto, respectivamente. Es la quinta vez en doce meses en que los precios muestran tasas interanuales negativas. Pese a todo, el Gobierno ha descartado que la economía se encuentre en deflación.

El último mes en el que los precios registraron una tasa más habitual para la economía española fue el de agosto de 2013, cuando el IPC se situó en el 1,5%. A partir de ahí, en parte por el 'efecto escalón' de la subida del IVA aplicada en 2012, el IPC dio un importante bajón.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en septiembre en el -0,3%, dos décimas por encima de la tasa anual registrada en agosto. En tasa mensual, el IPCA avanzó un 1% en el noveno mes del año.

ipc