La familia del Pino ha decidido vender el último 4% que tenía en el capital social de Indra, porcentaje valorado en cerca de 79 millones de euros en función de los actuales precios de la tecnológica. Según UBS, la operación se ha realizado a un precio de 11.72 euros. 

El 'family office' entró en 2007 en Indra, en la que llegó a contar con una participación del 5,6%. Al cierre del mercado de este lunes, la familia, a través de su sociedad Casa Grande de Cartagena, ha encargado a UBS realizar una colocación acelerada ('accelerated book building') del paquete de 6,56 millones de acciones que le quedaba en la empresa entre inversores cualificados.

La colocación de este 4% de Indra tendrá lugar después de que durante el pasado año los Del Pino ya vendieran, en distintas operaciones realizadas en el mercado, títulos de la firma tecnológica representativos de algo más de un 1% de su capital.

Con su salida de Indra, la firma de inversión de los Del Pino abandona el capital de la última sociedad cotizada en la que tenían inversión, después de que hace dos semanas también vendiera la participación del 3% que le quedaba en Acerinox.