Una marea roja inunda los parqués europeos. Los principales índices caminan por la delgaza línea de sus soportes de corto plazo e, incluso el Dax ha perdido la directriz alcista anual.

IBEX 35
El Ibex 35 cerró ayer perdiendo, por la mínima, el soporte de los 10.900 puntos, zona que le daba apoyo para volver a recuperar los 11.000 enteros. El selectivo español sufre, como el resto de índices europeos, las ventas en masa. Técnicamente, el Ibex 35 ahora “podría irse a la base del canal alcista que son los 10.800 puntos”, indica Sara Carbonell, responsable de fidelización de clientes de CMC Markets. Aún así, “esto no debilitaría la tendencia alcista”, afirma la experta. Por tanto, pese a las actuales cesiones, el objetivo de los 11.200 puntos sigue vigente a estas alturas. Si el, por el contrario, el Ibex 35 cerrar la sesión por debajo de 10.800 puntos, podría caer hasta los 10.550, zona de máximos de enero.

De momento, no hay que llevarse las manos a la cabeza, pues el volumen no acumpaña las caídas y, además los expertos ya nos han avisado de que este segundo semestre el mercado se tomará con más calma las subidas, máxime el Ibex 35, que en los primeros seis meses del año se convirtió en el segundo índice más alcista de Europa. Según Roberto Moro, de Apta Negocios, si el Ibex 35 recupera las subidas la clave pasará por verle romper los 11.200 puntos, “que es el paso previo para alcanzar su gran objetivo alcista en los 12.200 puntos, en donde ya se frenó a principios de 2010”.

ibex 35



Desde Renta 4 miran con atención el movimiento que está desarrollando el Ibex 35 porque, en el intradía, ya ha perforado los mínimos del mes anterior, mientras que el Dax y el EuroStoxx están a punto de hacerlo.

ibex 35, dax y eurostoxx 50



DAX
Después de que la semana pasada el índice alemán marcara un nuevo máximos anual e histórico por encima de los 10.000 puntos, también en estos días se ha venido abajo. Su situación a corto plazo preocupa a Eduardo Faus, analista de Renta 4, que advierte de que “el Dax hoy en intradía ha perdido la directriz alcista anual. Este hecho sucede tras una falsa ruptura de los máximos anuales justo antes de la famosa reunión del BCE donde se esperaba una QE europea”.
A corto plazo la clave está “en el importante soporte de los 9.827 puntos”, indica Sara Carbonell.

A medio plazo, Faus observa divergencias bajistas semanales, bisemanales con estrechez en bandas, lo que le lleva a pensar que “si le damos unas cuantas semanas de plazo, creo que, con sus rebotes, tiene papeletas para volver a los mínimos anuales en la zona de 8.900 puntos”.


dax



EUROSTOXX 50
El EuroStoxx también se acerca con peligro al soporte de corto plazo de los 3.200 puntos. Este nivel es clave porque, además de haber supuesto una resistencia difícil de superar entre abril y mayo, también es por donde pasa la directriz alcista de largo plazo que parte de los mínimos de julio de 2012. De perder este nivel, podría ir a apoyarse a los 3.100 puntos, aunque, en el medio plazo, Carbonell advierte que “es importante que no pierda los 3.000 puntos”. Una perforación de este nivel podría llevar al índice compendio europeo la zona de 2.900-2.850 puntos, lo que implicaría volver a niveles del año pasado.

En cambio, si el EuroStoxx 50 logra apoyarse en los 3.200 puntos y la sangre no llega al río, el selectivo seguiría cotizando dentro del canal alcista de largo plazo e iría, en primera instancia, a recuperar los máximos anuales en 3.314 puntos. Más arriba, la resistencia de los 3.400 puntos implicaría recuperar niveles de principios de la crisis.

eurostoxx 50