La compañía, con más de cinco millones de puntos de suministro, analiza desarrollar nuevas estrategias para poner en valor sus activos, entre las cuales estaría vender parte de su infraestructura para distribuir gas. 

A través de esta operación, Gas Natural podría alcanzar cifras multimillonarias y con ella se subiría a la ola de sus rivales Naturgas y Redexis, logrando así financiación para hacer potenciales inversiones en otros negocios donde valora hacer crecer la compañía.

El plan consiste en convertir la red de distribución en una sociedad independiente, y dar así acceso a un socio que tenga una participación relevante, aunque solamente se traspasaría la infraestructura, es decir, el área de comercialización de gas.

La red de Gas Natural Fenosa estaría valorada, según estimaciones, en más de 10.000 millones de euros y la participación que cedería sería de hasta un 25%, como ya hizo con otros activos, por lo que esta estrategia no es nada nuevo para la  compañía que fue pionera en incorporar un esquema parecido en el sector energético en España. En el año 2015 creó una nueva sociedad (GPG), en el cual concentró todos sus activos de generación en el exterior, dando acceso a Kuwaití KIO que a través de su filial Wren House aportó 500 millones por hacerse con el 25%.

La compañía cuenta actualmente con más de 142.000 kilómetros de infraestructuras, entre España, Italia y Latinoamérica, con unos 13,6 millones de puntos de suministros de gas, según datos a cierre de 2016.


 

Indicador Gas natural