La iniciativa permitirá conectar 500.000 nuevos hogares durante los próximos cinco años, lo que beneficiará a unos dos millones de personas. Este plan es la primera etapa de un proyecto que tendrá una duración de 10 años y que requerirá de una inversión de 1.100 millones de dólares (en torno a 1.000 millones de euros), que permitirá suministrar gas a cerca de 800.000 nuevos hogares.  
Las nuevas regiones a las que se proveerá de gas natural en los próximos cinco años son las de Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Maule, Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, que se suman a la Región Metropolitana y a la de O´Higgins, donde Metrogas ya opera. En total, serán 34 los nuevos municipios beneficiados por este proyecto.
 
Crecimiento de las operaciones en Chile
 
En el transcurso de una rueda de prensa que tuvo lugar hoy en Santiago de Chile, el presidente de GAS NATURAL FENOSA, Salvador Gabarró, manifestó que “el lanzamiento de este plan es una muestra concreta de nuestra pública intención de hacer crecer las operaciones en Chile. Tenemos un compromiso con el desarrollo del país y la mejor calidad de vida de los chilenos”.
 
Por su parte, el consejero delegado, Rafael Villaseca, resaltó que este plan permitirá aumentar el acceso al gas natural a más del 20% del país, lo que pondrá a Chile al nivel que se registra en otros países de la región y de la OCDE. 
 
GAS NATURAL FENOSA controla las distribuidoras Metrogas y GasSur a través de CGE, la compañía energética chilena que adquirió a finales de 2014. Metrogas es actualmente la principal compañía distribuidora de gas de Chile, con cerca de 600.000 clientes.