MADRID, 21 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Nuevo golpe a las tabacaleras en Estados Unidos, en esta ocasión, el más duro sufrido hasta la fecha. La denuncia de una mujer que quedó viuda a causa de la adicción de su marido al tabaco terminó con una demanda judicial que finalmente se resolvió a su favor.La señora Cynthia Robinson denunció a RJ Reynolds, la segunda productora de tabaco estadounidense, en 2008 por la muerte de su marido, Michael Johnson, alegando que la compañía no había realizado suficientes advertencias sobre lo nocivo que resultaba su producto.
Su marido falleció a causa de un cáncer de pulmón en 1996, a los 36 años de edad. Johnson fumaba de uno a tres paquetes de cigarrillos diarios durante más de 20 años, ya que empezó a fumar a los 13 años, según ha explicado el abogado de la demandante.
"No podía dejarlo. Fumó hasta el día que murió", ha explicado el abogado de Cynthia, Chris Chestnut, que ha recalcado que la cuantía de la indemnización fijada por el jurado es la más alta de este tipo de casos en Florida.
SENTENCIA DE RÉCORD
Después de un mes de juicio, el jurado estuvo deliberando durante más de 18 horas antes de dar a conocer la sentencia. En ella, ha dictaminado que la tabacalera deberá pagar 7.300 millones a la viuda y a su hijo y 9.500 millones al hijo que Johnson tuvo en una relación anterior.
Además, decidió conceder a Robinson una compensación adicional de 23.600 millones de dólares por daños punitivos. El abogado de la demandante ha calificado al jurado de "valiente" al conocer su veredicto.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar